Compartir
Publicidad
Publicidad
Un ejemplo de dieta para planificar una alimentación que te ayude a estar en forma
Nutrición

Un ejemplo de dieta para planificar una alimentación que te ayude a estar en forma

Publicidad
Publicidad

No sólo debemos cuidar lo que comemos para proteger el interior del organismo, sino también, para sentirnos y lucir bien por fuera, y para ello, planificar una alimentación que te ayude a estar en forma puede ser de mucha ayuda, por eso, hoy dejamos un ejemplo de dieta diaria que puedes tomar como base para armar tu propio menú saludable.

Planificación y organización, dos buenos recursos para tu dieta

No sólo es cuestión de comer para cuidar la alimentación habitual, sino que para que nuestra dieta mejore, podemos recurrir a dos valiosos aspectos: planificación y organización, que van de la mano y pueden ayudarnos notablemente a comer mejor.

Si planificamos qué vamos a comer y en función de ello organizamos la compra y la elaboración de alimentos, así como también, si planificamos y respetamos ciertos horarios para dedicar a la ingesta de alimentos, nuestra dieta no sólo será de mayor calidad, sino que además, tendrá un buen fraccionamiento, nos permitirá controlar el nivel de hambre así como la cantidad de lo que comemos.

Por ello, organizar nuestro día a día y en el mismo incluir nuestra alimentación puede ser un gran recurso para cuidar lo que comemos, y asimismo, ahorrar mucho tiempo y restar estrés a nuestra cabeza.

ejemplo2-1.jpg

Planificación: un ejemplo de dieta de un día

Para ayudarte a planificar qué comer a lo largo de un día, de manera que en función de ello puedas organizar la compra y elaboración de alimentos, sin tener que destinar mucho tiempo a la cocina, os dejamos un ejemplo de dieta saludable con todas las comidas diarias:

Desayuno Leche con avena o cereales y plátano en rebanadas.
Media Mañana Té o café con tostadas o galletas con mermelada.
Comida Macarrones con salsa de brócoli, tomate y atún. 1 fruta fresca
Merienda Vaso de leche y bocadillo de pan integral con queso y tomate.
Cena Ternera a la plancha con ensalada de hojas verdes, zanahoria y granos de maíz. 1 fruta fresca

Si variamos las carnes que usamos, la pasta la cambiamos por arroz, quinoa o legumbres y los vegetales y frutas los modificamos en cada comida, lograremos una dieta sana para cada día que incluye diferentes grupos de alimentos.

Asimismo, si planeamos repetir el mismo desayuno o merienda durante la semana, lo recomendable es tener en casa cereales o avena, leche o yogur y pan integral así como mermelada y queso, de manera que no falten ingredientes al momento de armar una comida.

Por otro lado, si vemos que disponemos de poco tiempo para cocinar, podemos emplear vegetales congelados o ya cortados para armar rápidamente una ensalada o una guarnición.

Sí quieres estar en forma, puedes usar como base este ejemplo de dieta para un día y armar tu propio menú saludable para toda la semana, de manera de en función de ello, realizar la compra y organizar los horarios para lograr una alimentación equilibrada.

ejemplo3.jpg

Consejos a tener en cuenta

Para lograr una buena planificación de tu dieta que realmente te ayude a comer mejor y estar en forma, te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Tener en casa alimentos que podemos elaborar o consumir rápidamente, por ejemplo, conservas, vegetales frescos, pan, huevos o congelados, con los que podemos armar desde una ensalada hasta un bocadillo o una simple tortilla en la sartén.
  • Hacer tiempo en nuestra agenda para comer, pues muchas veces nos cargamos de actividades sin pensar en qué momento dispondremos de unos 20 minutos para sentarnos a ingerir alimentos, y ello, puede conllevar el salteo de una comida que tarde o temprano se traducirá en más hambre y menos orden al comer.
  • Facilitar la tarea el día anterior, por ejemplo, si queremos consumir un plato con carne, podemos dejarla fileteada en el refrigerador o bien, podemos retirar del congelador las hamburguesas que sobraron de una comida anterior para concretar un plato el día siguiente, o dejar lavados los vegetales para una ensalada fresca.
  • Escoger una opción de desayuno y/o merienda y repetirla a lo largo de la semana, aunque sea mientras se está trabajando, pues ayuda a organizar una comida para toda la semana. Sí elegimos consumir leche con pan integral con mermelada, deberemos tener siempre estos ingredientes en casa para poder realizar el desayuno o la merienda sin inconvenientes.

Con estos consejos resultará más fácil lograr orden y planificación en la dieta, por lo que será más sencillo resolver diferentes comidas así como también, ahorraremos tiempo y dinero, ya que evitaremos tener que salir a comprar lo primero que encontremos para comer.

Entonces, si quieres cuidar tu alimentación para estar en forma, recuerda que planificar y organizar el día a día pueden ser recursos valiosos. Y que, para tu dieta diaria, puedes usar como base el ejemplo antes dado para comer saludable sin dedicar mucho tiempo a la preparación de alimentos.

En Trendencias Hombre | Aprende a comer equilibradamente
En Vitónica | Tres estrategias que ayudan a ordenar tu dieta
Imagen | Thinkstock, Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos