Publicidad

Subir y bajar de peso constantemente: los efectos sobre tu cuerpo y consejos para evitarlo
Nutrición

Subir y bajar de peso constantemente: los efectos sobre tu cuerpo y consejos para evitarlo

Publicidad

Publicidad

Con frecuencia nos sucede tras bajar mucho de peso, que recuperamos los kilos perdidos (o más) con facilidad. Esto nos lleva a volver a intentar un descenso de peso que muchas veces culmina con iguales resultados, por eso, podemos haber experimentado subidas y bajadas de peso constantes. Estas fluctuaciones de peso no son nada saludables: te contamos sus efectos en el cuerpo y consejos para evitarlo.

Las consecuencias de subir y bajar de peso

Cuando hemos bajado muchos kilos todo nuestro organismo se resiente, pero también cuando tras esa pérdida de peso notable y rápida recuperamos nuevamente el peso.

Entre otras cosas lo primero que experimentaremos es frustración por no ver que nuestro esfuerzo valió la pena sino que tras poco tiempo de haber alcanzado el peso deseado éste desapareció dejándonos igual o peor que antes.

Pero también, podemos sentir estrés y ello nos conduce a un organismo en modo ahorro, con más deseos de comer alimentos colmados de calorías, azúcares y grasas así como también, con menos saciedad y mayor almacenamiento de grasas debido a cambios hormonales, todo lo cual sin duda también agrava el aumento de peso post adelgazamiento, es decir, nos hace engordar o sufrir un efecto rebote.

Por otro lado, nuestra relación con la comida se altera, pudiendo tener más riesgo de sufrir un trastorno de la conducta alimentaria debido a la ansiedad y el estrés que influyen en nuestra forma de comer y seleccionar alimentos, así como al temor de volver a engordar tras el adelgazamiento.

Barriga

Como si fuera poco, podemos experimentar deshidratación y pérdida de masa muscular, lo cual modifica nuestra estética negativamente. Entre otras cosas podemos experimentar flaccidez, estrías y piel así como cabello seco. Todo esto puede acentuarse si no nos estamos alimentando bien o si hemos optado por una dieta milagro para adelgazar, pues son las que más nos predisponen a sufrir carencias nutricionales.

Incluso, se ha comprobado que las fluctuaciones de peso constantes pueden incrementar el riesgo cardíaco. Por ello, por nuestra estética y también por nuestra salud mental, emocional y física, recomendamos alejarnos de las subidas y bajadas de peso constantes.

Cómo evitar cambios frecuentes de peso

Para proteger nuestro cuerpo y evitar todas las consecuencias antes dichas, nada mejor que prevenir los cambios de peso frecuentes, efectuando un verdadero cambio de hábitos.

Es decir, recomendamos evitar los productos milagro, las dietas de moda y demás estrategias temporales para adelgazar que no podemos sostener en el tiempo y por lo tanto, cuando las dejamos a un lado, nos dificultan el mantenimiento del peso perdido.

En su reemplazo, recomendamos realizar ejercicio con regularidad que es clave para mantener el metabolismo sano y activo, así como relacionarnos desde otro punto de vista con la comida: siendo más conscientes y escogiendo alimentos nutritivos y saciantes.

Cambiospeso

Así, es aconsejable evitar las dietas estrictas, las dietas que prohíben, y por el contrario, reducir ultraprocesados y comidas de mala calidad incorporando en su reemplazo alimentos frescos y de temporada, que contribuyen a perder peso.

Sólo con paciencia y con cambios graduales que nos ayuden a comer mejor lograremos bajar de peso de una vez y para siempre, evitando así las fluctuaciones constantes de peso.

Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir