Publicidad

Pásate al real food: los mejores reemplazos que puedes usar en tu dieta para eliminar los ultraprocesados
Nutrición

Pásate al real food: los mejores reemplazos que puedes usar en tu dieta para eliminar los ultraprocesados

Publicidad

Publicidad

Para perder peso, cuidar la salud o simplemente mantenernos en forma, lo ideal es reducir al máximo los alimentos altamente industrializados y pasarnos al real food. Para lograrlo, puede ser de mucha utilidad emplear reemplazos en la dieta para eliminar los ultraprocesados y así, no echar tanto de menos estos productos.

Desengancharse de los ultraprocesados puede ser muy difícil, pues sus componentes resultan altamente adictivos y el efecto a nivel cerebral se asemeja a las drogas.

Si a eso le sumamos que implica dedicación y esfuerzo de nuestra parte para cocinar y comer más en casa, la tarea de pasarse al real food puede ser más compleja de lo que pensamos si somos asiduos a los ultraprocesados.

Por eso, acudir a reemplazos puede ser de mucha ayuda para que poco a poco nos sumemos al movimiento real food que tantos beneficios puede ofrecer.

Ultraprocesados

Los mejores reemplazos para pasarnos al real food

Las siguientes opciones pueden ser de facilitar la tarea de sustituir ultraprocesados habituales:

Usar avena y quinoa en copos en lugar de cereales de desayuno

Los cereales de desayuno constituyen una fuente concentrada de azúcares, grasas y sodio, por lo que si bien resultan fáciles de emplear su calidad nutricional deja mucho que desear.

Un buen reemplazo, también fácil de usar es la quinoa en copos o quinoa inflada, así como el germen de trigo inflado o pop y cereales como la avena en copos que fácilmente podemos combinar con leche para nuestros desayunos.

Con avena podemos elaborar en poco tiempo un porridge, al igual que con cuscús en microondas o bien, adicionar la quinoa inflada a un tazón de leche y agregarle frutas al gusto.

Cambiar el cacao soluble por cacao puro en polvo

Los polvos de cacao soluble no son mas que azúcar con un poco de cacao, es decir, no aportan todos los beneficios que el cacao puro puede ofrecer con sus potentes polifenoles antioxidantes.

Por ello, un cambio fácil de aplicar escoger cacao puro en polvo en lugar de cacao soluble. Al primero podemos adicionar sabor dulce con edulcorantes o bien, sumando especias como canela o esencia de vainilla.

Yogurt 1442034 1280 2

Escoger yogures naturales sin azúcar en reemplazo de yogures de sabores y con agregados

Aunque los yogures son considerados muchas veces sanos en todas sus variantes, debemos saber que no todas las opciones lo son. De hecho, un yogur de sabores (aun desnatado) puede ser fuente concentrada de azúcares y aditivos.

Por eso, las mejores alternativas serán los yogures naturales y sin azúcar agregado, que podemos usar para elaborar postres, galletas u otros platos además de consumirlos en el desayuno.

Si deseamos podemos darle sabor con edulcorantes o bien, con fruta fresca, canela u otras especias.

Cambiar patatas fritas de bolsa por chips horneados

Las patatas fritas de bolsa son uno de los snacks comerciales más consumidos y que más adictivos resultan debido a la combinación perfecta de almidón o harinas refinadas, grasas y sodio.

Por eso, una buena alternativa a las patatas chips comerciales son la versión casera que podemos preparar al horno con patatas y boniatos de forma muy sencilla.

También podemos realizar chips de otras verduras y frutas para comer entre horas opciones mucho más sanas a las alternativas comerciales.

Chis

Sustituir frutos secos fritos y salados por opciones al natural o tostadas

Los frutos secos son una opción muy sana para sumar a nuestra dieta y saciarnos con buenos nutrientes. Sin embargo, en el supermercado podemos encontrar alternativas colmadas de grasas y sodio debido a que se trata de estos ingredientes fritos y salados.

Por eso un buen reemplazo al que podemos acudir son los frutos secos al natural o tostados, sin sal agregada y por supuesto, sin más grasas que las propias de estos alimentos que resultan de muy buena calidad e incluso, pueden ayudarnos a adelgazar.

Preparar palomitas caseras en lugar de acudir a las comerciales

No todas las palomitas de maíz son sanas como pensamos, sino que las alternativas que conseguimos en el cine se encuentran colmada de calorías de mala calidad que deriva de grasas y azúcares, además de contener muchas veces sodio en exceso.

Por eso, un buen reemplazo son las palomitas que podemos elaborar en casa en minutos en el microondas, sin necesidad de añadile azúcar y obteniendo un cereal integral inflado colmado de antioxidantes.

Popcorn 731053 1280

Disponer de carnes cocidas y en lonchas para reemplazar fiambres y embutidos

Los fiambres y embutidos son ingredientes muy usados para resolver comidas en poco tiempo, sin embargo, concentran grasas muchas veces de mala calidad, sodio y hasta contienen azúcar oculto en su interior o harinas refinadas.

Por eso, lo mejor es reducir al máximo este tipo de ultraprocesados y en su lugar, podemos cocinar una pechuga de pollo o pavo, o bien, un solomillo de ternera y cerdo y disponer de estas carnes cocidas en lonchas para emplear en reemplazo de las carnes procesadas que bien sabemos necesitamos evitar si queremos cuidar la salud.

Elaborar cremas untables caseras en lugar de comprar patés y cremas en el supermercado

Cremas y patés, aun las opciones veganas, pueden estar colmadas de nutrientes de mala calidad, pues se tratan de un ultraprocesado más que debemos evitar.

Por eso, nada mejor que elaborar nuestras propias cremas de frutos secos o patés vegetales que podemos conservar perfectamente en el refrigerador y así, obtener un reemplazo sencillo de realizar en casa que nos dará mucho resultado si solemos usar opciones comerciales.

Atun

Optar por atún al natural o legumbres de bote para reemplazar platos elaborados

Si eras asiduo a los ultraprocesados, de seguro has degustado alguna pizza o potaje congelado y listo para calentar y consumir. Pues estas serán de las cosas que más extrañarás y por lo tanto, las conservas más básicas que constituyen buenos procesados, pueden ser de mucha ayuda.

Con un bote de garbanzos o lentejas en conserva que enjuaguemos y escurramos bien, y una lata de atún o sardinas en aceite o al natural, podemos lograr una comida fácilmente. Sobre todo si añadimos vegetales congelados o un tomate fresco en rebanadas.

Con todos estos reemplazos podemos pasarnos al real food de forma más fácil y sin echar tanto de menos los ultraprocesados que durante el último tiempo han tenido lugar en nuestra mesa.

Imagen | iStock, Pixabay, Directo al Paladar y Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir