Compartir
Publicidad
No todos los congelados del supermercado son malos: estos pueden ayudarte a comer más sano
Nutrición

No todos los congelados del supermercado son malos: estos pueden ayudarte a comer más sano

Publicidad
Publicidad

Aunque en nuestra dieta debemos evitar los ultraprocesados y también gran parte de los procesados industriales, la realidad es que los congelados que pertenecen a este último grupo pueden ser una excepción, ya que no todos los congelados del supermercado son malos sino que algunas alternativas pueden ayudarte a comer más sano.

Según la OPS y la OMS un alimento es procesado cuando recibe un procesamiento industrial que modifica su estado natural. Así, los productos congelados forman parte de este grupo, sin embargo, dependiendo del tratamiento recibido a nivel industrial y de los agregados al alimento original o los ingredientes del resultado final algunos son muy nocivos y por ello, poco recomendables en una dieta sana mientras que otros pueden provocar el efecto contrario.

Los congelados más dañinos

Dentro de los productos de origen industrial o que han pasado en algún punto por la industria alimenticia encontramos congelados muy dañinos y poco sanos como son los llamados ultraprocesados.

Es decir, aquellos en los que poco queda de un alimento natural y sus ingredientes son en su mayoría propios de la industria alimenticia.

Así, los congelados más dañinos y que recomendamos evitar en la dieta habitual por su bajo perfil nutricional y su mayor vínculo con el desarrollo de sobrepeso y obesidad son:

  • Pizzas congeladas.
  • Lasañas, pastas u otros platos preparados y congelados.
  • Nuggets o formas de pescado congeladas.
  • Patatas para freír o prefritas que se comercializan congeladas
  • Hamburguesas de carne, vegetales, de pollo u otras siempre de origen industrial.
  • Albóndigas.
  • Helados comerciales o postres comerciales congelados.

Todos estos alimentos pueden contener en su interior harinas refinadas, azúcares libres o añadidos y también grasas de mala calidad como son las grasas trans y exceso de sodio.

Frozen Food 1336013 1280

Son ricos en aditivos varios y en muchos casos no aportan nutrientes de calidad al organismo. Por ejemplo, un estudio publicado en 2013 señala que los nuggets de pollo poco tienen de pollo en su interior y por el contrario, son una mezcla de ingredientes de escasa calidad nutricional.

Por todo esto, los congelados altamente procesados o de origen ante todo industrial son los que deberíamos evitar en nuestra dieta habitual.

Los congelados que pueden ayudarte a comer mejor

Así como hay congelados ultraprocesados que deberíamos evitar, también hay alternativas mínimamente procesadas que pueden ayudarnos a comer más sano.

Los productos mínimamente procesados son alimentos naturales que se han alterado industrialmente sin que se les introduzca una sustancia externa, es decir, sólo se los envasa, se los deshuesa, se los lava o como en este caso, se los congela.

Así, algunos congelados pueden ayudarte a comer mejor como los que mostramos a continuación:

Vegetales y frutas congeladas

Congelado1

Son prácticos al momento de cocinar ya que sólo tenemos que colocarlos en agua a punto de ebullición o unos segundos en el microondas para usarlos, evitándonos su previa cocción, limpieza y cortado.

Además, conservan muy bien los nutrientes y pueden ser incluso mejor en cuanto contenido de vitaminas y minerales que un alimento fresco refrigerado por largo tiempo.

Por eso, podemos usar zanahorias, granos de maíz, frutos rojos, guisantes, judías verdes, brócoli y muchas otras verduras o frutas congeladas más para resolver una comida nutritiva en pocos minutos.

Pescados o mariscos congelados

Seafood 3356771 1280

Son una buena alternativa para obtener pescado fresco en minutos y sólo debemos descongelarlos previo a su consumo.

Con ellos podemos obtener proteínas de calidad, grasas saludables si escogemos pescado graso y mucho hierro si optamos por mariscos.

Un aspecto positivo extra es que no tendremos que experimentar la textura o en algunos casos el olor del pescado fresco si es lo que no nos gusta del mismo, sino que podemos pasar del congelador a la sartén, la plancha o el horno sin problema obteniendo un plato de calidad en poco tiempo.

Estos son los congelados que pueden ayudarte a comer más sano por ser mínimamente procesados y ser de utilidad cuando tenemos poco tiempo para cocinar.

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio