Compartir
Publicidad
Publicidad
Comida trampa: ¿sirve de algo al momento de adelgazar?
Nutrición

Comida trampa: ¿sirve de algo al momento de adelgazar?

Publicidad
Publicidad

Seguramente habéis escuchado hablar de la famosa comida trampa o "cheat meal" que muchos incorporan cuando se intenta perder peso. Sin embargo, ¿su realización sirve de algo al momento de adelgazar?

¿Qué es la comida trampa?

La comida trampa es aquella comida en que básicamente "rompemos" las normas y simplemente no analizamos la calidad nutricional o la cantidad de calorías sino que nos damos ese capricho que tanto deseamos.

Es decir, es la comida en la cual no atendemos ni cuidamos la dieta como lo veníamos haciendo sino que, nos liberamos a nuestros deseos de comer algo rico, aunque esto no sea sano ni ligero.

Se trata de una comida a la semana por lo general, o dos veces en siete días, en que dejamos a un lado el plan de alimentación o la dieta que estamos llevando para "engañar" a nuestro cuerpo y sobre todo a nuestra mente con una comida trampa.

¿Sirve de algo para adelgazar?

Aunque podríamos pensar que una comida trampa nos carga de calorías y de malos nutrientes entorpeciendo el adelgazamiento, la realidad es que darnos un gusto una vez a la semana para disfrutar de una comida que realmente nos apetezca tiene muchos beneficios.

En primer lugar nos beneficia psicológicamente al eliminar el término "prohibido" de aquel alimento o preparación que más nos guste. Por otro lado, es una comida que brindará mucho placer entonces, nos amiga con nuestro plan de pérdida de peso ofreciendo un empujón para no bajar los brazos.

1366 20002

Por otro lado, la comida trampa puede ser muy útil para usar en un evento o salida con amigos o familiares, porque nos permite comer lo que deseamos aunque no estamos dejando de lado nuestros intentos de adelgazar cuidando la salud.

Más allá de estos beneficios emocionales y psicológicos, a nivel orgánico la comida trampa puede ser de mucha ayuda, pues tras algunos días de restricción calórica, el cuerpo puede adaptarse y quemar menos calorías que antes, volver más lento el metabolismo y llevarnos finalmente hacia la tumba metabólica.

En cambio, si tras unos cuatro días de menos calorías introducimos una comida trampa, estaremos reseteando hormonas que regulan el hambre y el gasto metabólico para que nuestro organismo no "ahorre" calorías sino que siga siendo eficiente en la quema de grasas.

Por ejemplo, la comida trampa puede elevar los niveles de leptina justo cuando éstos comienzan a reducirse, una hormona que brinda saciedad, reduce el hambre y favorece el gasto calórico, es decir, clave para perder peso.

Por otro lado, también podemos reducir los niveles de grelina, una hormona que incentiva el hambre, reduce la saciedad y promueve el apetito o los deseos de comer más allá de la necesidad de ingerir nutrientes.

Por todo ésto, podemos concluir que una comida trampa bien realizada en el marco de una dieta equilibrada realmente sirve al momento de adelgazar y puede ayudarnos más de lo que imaginamos.

1366 20001

Cómo realizar una comida trampa adecuada

Para que la comida trampa realmente represente una ayuda al momento de perder peso, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es sólo una comida no un "día trampa", por lo que debemos limitarnos a comer lo que deseamos sin importar calorías ni nutrientes en una comida a la semana y no extenderlo a un día o fin de semana entero.
  • Para favorecer el fin de la comida trampa y no extenderla un día entero, lo recomendable es realizar la misma por la noche y un día de semana, pues iremos a dormir y al otro día comenzamos de cero.
  • Con el objetivo de darle un mayor empujón a nuestro metabolismo, siempre lo ideal es que nuestra comida trampa tenga algo de proteínas, por ejemplo: una pizza con jamón y queso.
  • Intenta equilibrar con la comida trampa la dieta, es decir, si habitualmente no consumes muchos hidratos y éstos son los que te apetecen, escoge un plato o alimento rico en hidratos para tu comida trampa, por ejemplo, una hamburguesa con pan, un postre o una pasta.
  • Más allá de lo que comas, recuerda que no se trata de comer sin medidas o en malas condiciones, por lo que elige una comida y no te pases de la misma. No comas comida para cuatro personas sino tu ración de una comida que tiene más calorías y quizá, peor calidad nutricional que lo que venías comiendo.
  • Elige realmente lo que deseas y disfrútalo, come sentado a la mesa y saborea cada bocado de tu comida trampa con el objetivo de ser consciente de su consumo y que provoque más beneficios psicológicos su ingesta,

Ya sabes, una comida trampa bien realizada puede ser de ayuda al momento de adelgazar, sólo debes respetar sus características y después, continuar con ánimo hacia la pérdida de peso.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos