Compartir
Publicidad
Así cambia tu cuerpo a los 50 y por ello te cuesta mucho más perder peso que a los 20
Nutrición

Así cambia tu cuerpo a los 50 y por ello te cuesta mucho más perder peso que a los 20

Publicidad
Publicidad

Si ya has pasado los 40 de seguro notarás que tu cuerpo no es el de antes: se resiste al momento de intentar adelgazar, no rinde igual al entrenar y tiene una llamativa tendencia a engordar. Te contamos cómo cambia tu cuerpo a los 50 y por qué te cuesta mucho más perder peso que a los 20.

Los cambios que suceden con el paso del tiempo

Es claro que los años no vienen solos, sino que a medida que pasa el tiempo no sólo nos cambia la vida sino también nuestro medio interno: se modifican hormonas, composición del cuerpo y otros factores que vuelven más difícil el logro de un cuerpo en forma, aunque no imposible por supuesto.

Te mostramos los principales cambios de tu cuerpo a los 50, respecto a los 20 que son los que dificultan la pérdida de peso:

Se reduce la testosterona en el cuerpo

Con el paso del tiempo y la llegada de la andropausia o menopáusia masculina, los niveles de testosterona comienzan a reducirse condicionando de esta forma gran parte del funcionamiento del organismo.

La testosterona es una de las hormonas imprescindibles para ganar musculo, por lo que cuando se reducen sus niveles a causa de la edad, los resultados del entrenamiento son inferiores y la hipertrofia muscular se vuelve cada vez más difícil.

Una caída de la testosterona también puede favorecer la pérdida de masa muscular y ello, conlleva asociado una reducción en el metabolismo o lo que es igual, nuestro cuerpo requiere menos calorías cada día.

Gym Room 1180062 1280

El metabolismo disminuye

El metabolismo basal es la energía que nuestro cuerpo requiere para mantenerse con vida, en reposo. Es decir, son las calorías que el cuerpo requiere para digerir alimentos, generar hormonas y demás funciones básicas del organismo humano.

Sobre el mismo el sexo, la genética y la edad son determinantes. Hasta los 30 años el metabolismo va en aumento desde el nacimiento, pero a partir de los 40 años el mismo comienza a reducirse lentamente condicionando así el gasto calórico diario.

Esta es una razón más por la cual necesitamos menos calorías que antes y si continuamos comiendo lo mismo tendemos a engordar en lugar de mantener el peso como lo hacíamos antes con igual dieta.

Hombreentrenando

La masa muscular se reduce

Junto con la caída de los niveles de testosterona y el descenso del metabolismo, es normal que el paso del tiempo conlleve una reducción en los niveles de masa muscular de nuestro cuerpo y (paralelamente) un incremento de la grasa corporal.

Así, el metabolismo se reduce aun más porque tenemos menos músculo que es el tejido que más activo resulta y que más nos ayuda a quemar calorías, mientras que poseemos más grasa.

Esto puede agravarse si como consecuencia de nuestro estilo de vida actual realizamos poco o nada de ejercicio físico.

Cómo enfrentar los cambios del cuerpo para adelgazar a los 50

Como hemos mostrado, los cambios que sufre nuestro cuerpo con el paso del tiempo no son pocos y todos contribuyen a que cada día sea más difícil perder peso.

Sin embargo, no debemos desalentarnos, pues los efectos del envejecimiento pueden reducirse o evitarse por completo con determinados hábitos de vida:

  • Una buena dieta, rica en variados antioxidantes y nutrientes específicos pueden ayudar a disminuir los efectos del paso del tiempo en nuestro cuerpo y a conservar masa muscular o perder grasa como es el caso de las proteínas magras.


Dietasana

  • Entrenar duro trabajando para el desarrollo de la fuerza y la masa muscular es también fundamental para conservar masa magra y reducir la ganancia de masa grasa según ha sido estudiado. Además, de esta forma podemos revertir la caída de testosterona que naturalmente se produce en el cuerpo, siempre acompañando el entrenamiento de alimentos saludables.
  • Descansar bien de manera de tener un sueño reparador cada noche para disminuir al máximo los niveles de estrés que puede hacernos engordar y también, modificar hábitos así como ahorrar energía y ser un verdadero obstáculo al momento de adelgazar.

Ya vemos que si bien es real que cada año que pasa cuesta más perder peso (y mantenerlo), no es imposible lograr un cuerpo en forma después de los 40, sino que en gran parte depende de nuestro estilo de vida, ya que: descanso adecuado, entrenamiento intenso y regular junto a dieta sana y equilibrada es suficiente para frenar los efectos del paso del tiempo y lograr objetivos deseados.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio