Compartir
Publicidad
Publicidad
11 razones para apuntarte a la dieta mediterránea
Nutrición

11 razones para apuntarte a la dieta mediterránea

Publicidad
Publicidad

La dieta mediterránea es una de las opciones más sanas en lo que a alimentación respecta, pero si aun te faltan razones para apuntarte a la misma, te dejamos 11 fundamentos a los que no te podrás negar para adoptar esta dieta.

Es fuente de valiosos nutrientes

Basada en una alta ingesta de frutas y verduras, granos enteros, semillas y frutos secos, así como usando aceite de oliva como principal fuente de grasa e ingiriendo pescado y aves en mayor proporción que carnes rojas, la dieta mediterránea ofrece los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para proteger su funcionamiento.

Variedad de vitaminas, minerales, proteínas de buena calidad, así como grasas predominantemente insaturadas, fibra e hidratos complejos son los nutrientes destacables de esta dieta.

Puede ayudarte a perder peso

La dieta mediterránea, rica en proteínas de calidad, grasas insaturadas e hidratos complejos con alta cantidad de fibra, es una excelente opción cuando buscamos perder peso.

De hecho, las grasas insaturadas que predominan en la dieta, el alto consumo de frutas y verduras y la ingesta de gran variedad de vitaminas y minerales son promotores del adelgazamiento, por eso, la dieta mediterránea es una opción muy sana y recomendable para perder peso.

1366 20001

Es fuente de potentes antioxidantes

Carotenos, vitamina C y E, así como otros nutrientes y compuestos de los alimentos que abundan en la dieta mediterránea tienen potente acción antioxidante.

Un estudio comprobó que la alta ingesta de frutas y verduras así como el consumo regular de aceite de oliva son responsables de la mayor capacidad antioxidante que ofrece este tipo de dietas al organismo y por la cual obtenemos grandes beneficios.

Ofrece diversos nutricosméticos

La dieta mediterránea es de alta calidad nutricional y muchos de estos nutrientes tienen efectos cosméticos en nuestro cuerpo. Por ejemplo: las frutas y verduras brindan vitamina C, los frutos secos y semillas junto con el aceite de oliva y el pescado poseen vitamina E, las carnes, legumbres y frutos secos son fuente de coenzima Q10.

De las frutas y verduras así como de los pescados podemos obtener también vitamina A y carotenos y en conjunto, todos los nutrientes pueden cuidarnos por dentro y embellecernos por fuera.

Tiene efectos antienvejecimiento

Según científicos estadounidenses, la dieta mediterránea promueve la salud y reduce el riesgo de muerte por diferentes causas, lo cual sugiere que su práctica se asocia a más longevidad.

Si buscamos vivir más y mejor, cuidando el cuerpo tanto por dentro como por fuera, la dieta mediterránea es una excelente opción, pues como hemos dicho antes, además de ayudarnos a vivir más años protegiendo la salud, posee valiosos nutricosméticos y antioxidantes que nos embellecen notablemente.

1366 2000

Ayuda a cuidar el cerebro

Una dieta rica en buenos nutrientes y colmada de antioxidantes como lo es la dieta mediterránea no sólo puede alejarnos de enfermedades metabólicas sino también proteger el funcionamiento del cerebro.

Se ha comprobado que apuntarse a la dieta mediterránea contribuye a reducir la pérdida cognitiva y el riesgo de sufrir demencia así como a conservar la memoria y otras funciones claves de nuestro cerebro.

Reduce el riesgo de sufrir sobrepeso y obesidad

La dieta mediterránea bien planificada puede ayudarnos a perder peso, pero también, es un estilo de alimentación sano que nos aleja de la posibilidad de sufrir sobrepeso u obesidad, según señala una investigación publicada en Obesity Reviews.

El poder saciante de la dieta, el efecto antiinflamatorio y antioxidante de muchos de sus componentes así como los buenos nutrientes que la caracterizan son los grandes responsables de este beneficio.

Contribuye a prevenir el cáncer

Aunque la dieta no es el único factor que debemos considerar, un estilo de vida sano en el que se incluya la dieta mediterránea puede ser de gran ayuda para prevenir el cáncer como indican científicos italianos.

Una vez más, los responsables de este beneficio son los antioxidantes y otros componentes propios del alto consumo de frutas y verduras así como del uso prioritario de aceite de oliva como principal cuerpo grado de la dieta.

1366 2000

Favorece el logro de una sonrisa sana

Si quieres prevenir caries dentales comer escasa cantidad de azúcar, ingerir proteínas y calcio de forma regular y consumir adecuada proporción de todos los nutrientes que nuestros dientes necesitan es clave, por ello, la dieta mediterránea puede ser de mucha ayuda.

Si riqueza en carotenos y vitamina, así como en omega 3 además de los nutrientes antes dichos es quizá, gran parte de que la dieta mediterránea se vincule a una menor incidencia de caries dentales.

Reduce el riesgo cardiovascular

Sus polifenoles antioxidantes, su alto contenido en potasio y bajo aporte de sodio son las claves para que la dieta mediterránea proteja la salud de las arterias y el funcionamiento cardíaco.

Un patrón alimenticio acorde a la dieta mediterránea reduce el riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares en personas de alto riesgo y también, ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades del sistema cardíaco y vascular, según ha sido probado.

Ayuda contra la disfunción eréctil

La alimentación puede tener gran influencia sobre la disfunción eréctil al promover o entorpecer el funcionamiento del sistema vascular.

La dieta mediterránea, rica en frutas, verduras. frutos secos y cereales integrales ha demostrado revertir y/o reducir la disfunción eréctil en quienes sufren síndrome metabólico, pero dado sus beneficios sobre el funcionamiento cardiovascular, también podría ser de ayuda para prevenir esta condición.

Aquí tienes 11 buenas razones para apuntarte a la dieta mediterránea si quieres cuidar tu cuerpo tanto por dentro como por fuera con una alimentación adecuada.

Recuerda que si quieres alimentarte al mejor estilo mediterráneo, frutas y verduras no deben faltar, debes usar aceite de oliva como principal cuerpo graso, reemplazar cereales refinados por integrales y otros trucos más para obtener todos los beneficios antes dichos de esta saludable y sabrosa dieta.

Bibliografía consultada | BMJ 2014; 349 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.g6674 (Published 02 December 2014); Am J Clin Nutr September 2005 , vol. 82 no. 3 694-699; Proceedings of the Nutrition Society (2013), 72, 140–152, doi:10.1017/S0029665112002959; Obesity Reviews, Volume 9, Issue 6, November 2008, Pages 582–593; Public Health Nutrition: 7(7), 965–968 DOI: 10.1079/PHN2004562; World Rev Nutr Diet. Basel, Karger, 2007, vol 97, pp 139-161, https://doi.org/10.1159/000097914; N Engl J Med 2013, 368:1279-1290, April 4, 2013, DOI: 10.1056/NEJMoa1200303; y International Journal of Impotence Research (2006) 18, 405–410. doi:10.1038/sj.ijir.3901447; published online 5 January 2006.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos