Compartir
Publicidad
Tres rutinas HIIT para quemar grasas en la piscina
Fitness

Tres rutinas HIIT para quemar grasas en la piscina

Publicidad
Publicidad

Aun podemos aprovechar el entrenamiento en el agua para ponernos en forma en pleno verano, mientras disfrutamos de las vacaciones o nos refrescamos por un breve período de tiempo. Para eso, hoy traemos tres rutinas HIIT para quemar grasas en la piscina.

Las ventajas del entrenamiento HIIT o a intervalos de alta intensidad es que en muy pocos minutos podemos lograr una rutina de ejercicios verdaderamente efectiva para quemar grasas y también, tonificar músculos del cuerpo.

1. Rutina HIIT nadando

Dado que nadar es la actividad más frecuente en la piscina, proponemos realizar un entrenamiento tipo HIIT usando la misma. Para ello, podemos seguir los principios del método Tabata: 8 intervalos de 20 segundos cada uno alternados entre sí por 10 segundos de descanso.

Así, podemos escoger un sólo estilo para nadar o ir alternando los mismos, pero la clave está en hacerlo a la mayor velocidad posible durante cada intervalo de 20 segundos, descansando totalmente (en reposo) o activamente, caminando bajo el agua por ejemplo, durante 10 segundos antes de comenzar otro intervalo nadando a máxima velocidad durante 20 segundos.

En 4 minutos terminaremos esta rutina HIIT que no sólo te permitirá quemar calorías y grasas sino también, tonificar diferentes músculos del cuerpo tal como lo logra la natación.

1366 2000 1

2. Rutina HIIT con diferentes ejercicios

Para trabajar a alta intensidad con el objetivo de quemar grasas en muy poco tiempo de entrenamiento, podemos crear un circuito con diferentes ejercicios.

Así, proponemos realizar los siguientes movimientos:

  • Rodillas al pecho bajo el agua de forma alternada.
  • Tuck jump que es un salto que consiste en elevar ambas piernas juntas llevando las dos rodillas al pecho con cada salto.
  • Running o carrera bajo el agua para lo cual no sólo sugerimos realizar un enérgico movimiento de piernas intentando siempre apoyar los pies en el suelo, sino también, acompañar con un braceo intenso para trabajar más músculos del cuerpo y así quemar calorías.
  • Jumping jacks que es el tradicional salto de niños que consiste en separar al mismo tiempo piernas y brazos, elevando estos últimos por encima de la cabeza.
  • Flexiones de brazos colocándonos frente al borde de la piscina, de pie, y lanzándonos sobre el mismo para realizar unas flexiones inclinadas para después con el impulso de la flexión volver a colocarnos de pie, sin tocar el borde.

Con estos cinco ejercicios trabajaremos abdominales, piernas, espalda, brazos y glúteos mientras quemamos grasas. Podemos realizar este circuito por tiempo, dedicando a cada movimiento un minuto durante el cual deberemos intentar realizar el máximo de repeticiones posibles antes de pasar a un breve descanso de 10 a 30 segundos para después comenzar con otro ejercicio por un minuto.

De esta forma, podemos realizar unas dos o tres veces el circuito, intentando siempre ejecutar el mayor número de repeticiones de cada ejercicio durante los intervalos de 1 minuto.

Entre un circuito y otro podemos descansar un minuto completo o si llevamos más tiempo entrenando podemos intensificar el trabajo reduciendo dicho tiempo.

Pexels Photo 383603

3. Rutina HIIT corriendo

Así como podemos entrenar a intervalos de alta intensidad corriendo de manera tradicional, también es posible correr bajo el agua a máxima velocidad para quemar grasas con esta rutina HIIT.

Proponemos realizar 5 intervalos de 40 segundos cada uno alternados entre sí por 20 segundos de descanso activo durante el cual caminaremos en lugar de correr.

Es fundamental correr a la mayor velocidad posible, con todo el cuerpo excepto la cabeza sumergido en el agua para obtener mayor provecho al movimiento.

Así, además de realizar zancadas frecuentes y apoyar siempre los pies en el suelo, podemos acompañar las mismas con un enérgico braceo con el objetivo de movilizar grandes grupos musculares e intensificar el gasto energético así como el esfuerzo que aun en muy poco tiempo nos permitirá quemar grasas.

Con estas tres rutinas HIIT para quemar grasas en la piscina no tendrás excusas para entrenar, ya que podrás trabajar sin equipamiento alguno, bajo el agua para combatir el calor y en muy poco tiempo.

Recuerda realizar un calentamiento previo así como estiramientos y una vuelta a la calma después para realizar un verdadero entrenamiento. Asimismo, no olvides que aun cuando trabajamos en el agua nuestro cuerpo necesita estar hidratado, por ello, es fundamental beber agua, antes y después del entrenamiento.

En Trendencias Hombre | Este verano logra un abdomen de acero entrenando en la piscina
Imagen | iStock y Pexels

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio