Compartir
Publicidad
Publicidad
Trabaja tu cuerpo, también en la oficina
Fitness

Trabaja tu cuerpo, también en la oficina

Publicidad
Publicidad

Ya sea para complementar el entrenamiento que realizas en el gimnasio, para despejar tu cabeza o para emplear tus ratos libres en algo útil y muy beneficioso, hoy te proponemos trabajar tu cuerpo, también en la oficina.

Los beneficios de ejercitarte en el trabajo

Ejercitarse aunque sea unos pocos minutos, en medio de una jornada laboral, puede ofrecer grandes beneficios no sólo para tu salud física, sino también, para tu salud mental y tu rendimiento en el trabajo.

De hecho, se ha probado que ejercitarse en el trabajo puede reducir molestias posturales o tensionales frecuentes tales como dolor de cabeza o de cuello, y aun cuando se posee un trabajo exigente físicamente, dedicar unos minutos a entrenar en medio de la jornada laboral puede ser favorable.

Un estudio comprobó que puede reducir la grasa corporal, incrementar la capacidad de trabajo y el rendimiento muscular si se realizan ejercicios en medio de la jornada laboral, aun cuando el trabajo requiere movimiento físico.

Incluso, ejercitarnos en la oficina puede ayudarnos a cortar con largas horas de sedentarismo, estimular la circulación sanguínea, prevenir efectos estéticos a causa de una mala circulación y también, se ha probado que puede incrementar el bienestar físico percibido, es decir, puede ayudar a sentirnos mejor físicamente.

Oficina2

Asimismo, podemos completar el trabajo que realizamos fuera de la oficina con ejercicios allí, de poca duración que nos ayuden a mantenernos en forma a pesar de tener una ocupación predominantemente sedentaria.

Por todas estas razones, siempre es aconsejable realizar ejercicios en la oficina o en tu lugar de trabajo, aun cuando se trate de una ocupación que involucre movimiento físico.

Cómo ejercitarnos en la oficina

Aunque lo ideal sería dedicar unos 20 a 30 minutos para un entrenamiento organizado, la mayoría de los espacios laborales al día de hoy no poseen de lugares físicos adecuados ni tiempo suficiente para lograrlo, por lo tanto, proponemos simplemente cortar la rutina unos 5 a 10 minutos, y realizar ejercicios sencillos, sin necesidad de equipamiento y sin requerir grandes movimientos.

Es decir, proponemos caminar cada 1 hora unos pocos minutos (con dos o tres es suficiente) y además, podemos realizar alguno de los siguientes ejercicios para diferentes grupos musculares:

  • Contracción isométrica de abdomen para trabajar el recto mayor del abdomen y la musculatura profunda de la zona. Debemos sentarnos correctamente en una silla, colocar la espalda recta y contraer el abdomen, sosteniendo el esfuerzo por unos 10 a 20 segundos, unas dos o tres veces. Este ejercicio no sólo trabajará abdominales sino también, nos ayudará a lograr una mejor postura corporal.
  • Flexoextensiones de piernas y tronco, que como nos muestran en Vitónica, podemos realizar en la silla de la oficina perfectamente, colocándonos de manera tal que el respaldo de la misma quede a un lado de nosotros. Con este ejercicio trabajaremos el recto mayor del abdomen y abdominales oblicuos externos.
  • Sentadillas y zancadas, para trabajar piernas y glúteos por completo, pues son ejercicios que permiten un gran esfuerzo de músculos y que podemos realizar sin más equipamiento que nuestro propio cuerpo. Podemos realizar sentadillas con la espalda apoyada en la pared y zancadas con elevación de una de las piernas si disponemos de una escalera o escalones que nos permitan este trabajo.


Oficina3

  • Ponerse de pie usando una sola pierna, para trabajar glúteos, piernas y abdominales que deberán contraerse para no perder el equilibrio. Sentados en una silla, debemos ponernos de pie y sentarnos con una sola pierna unas 15 veces y después, cambiar de pierna.
  • Dippings o fondos de tríceps en la silla del trabajo o en una mesa, donde nos apoyaremos con las manos, dando la espalda a la misma. Con este ejercicio trabajaremos tríceps y también, hombros, como nos muestran en Vitónica.

Si además de estos ejercicios caminas, te levantas, subes escaleras y demás cada una hora o menos, lograrás romper con el sedentarismo, mantenerte en forma y trabajar músculos en la oficina para completar tu entrenamiento fuera de la misma.

Por supuesto, también puedes realizar estiramientos en la oficina para relajar músculos, pero como hemos mostrado, puedes tonificar y fortalecer tu cuerpo en tu lugar de trabajo sin necesitar demasiado espacio ni objetos costosos y lo mejor, sin sudar ni arruinar nuestro aspecto en medio de la jornada laboral.

¿Te atreves a intentarlo?

Bibliografía consultada | Pain, Volume 116, Issues 1–2, July 2005, Pages 119–128; Preventive Medicine, Volume 32, Issue 6, June 2001, Pages 465–475; Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports, Volume 16, Issue 6, pages 381–390, December 2006 y J Rehabil Med 2004; 36: 253–257
En Trendencias Hombre | Para estar guapo y en forma, cuídate en la oficina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos