Compartir
Publicidad
Por qué trabajar los gemelos y cinco ejercicios para lograrlo
Fitness

Por qué trabajar los gemelos y cinco ejercicios para lograrlo

Publicidad
Publicidad

Los gemelos son uno de los músculos más olvidados al momento de entrenar, sobre todo, porque en la pierna siempre priorizamos músculos grandes como los situados en el muslo. Entonces, te contamos por qué trabajar los gemelos y dejamos cinco ejercicios para lograrlo.

Por qué trabajar los gemelos

El músculo popularmente conocido como gemelo es el músculo gastrocnemio que se sitúa en la parte posterior e inferior de la pierna, concretamente en la zona más superficial de nuestra pantorrilla.

Aunque es un músculo de pequeño tamaño su función es de gran importancia, ya que en cada paso que damos cuando iniciamos la marcha es el gemelo quien debe contraerse permitiendo el empuje o la propulsión necesaria para poder andar.

Asimismo, provoca la flexión plantar, de allí que también sea necesario para la marcha natural del ser humano y contribuye a la flexión de la rodilla.

Por todo esto, aunque es un músculo pequeño, vale la pena trabajarlo y fortalecerlo, sobre todo, si somos corredores o practicamos deportes en donde la carrera o la marcha tienen gran participación.

Además, su desarrollo puede contribuir a la estética de la parte posterior de la pierna, ya que junto con los femorales o isquitibiales son los más visibles en la parte inferior y trasera de nuestro cuerpo.

Gemelosmaquina

Cómo trabajar gemelos: cinco ejercicios recomendados

Para dar volumen y fuerza a nuestros gemelos, podemos poner diferentes ejercicios en práctica, entre ellos:

  • Caminata de puntillas: el simple hecho de andar de puntillas, con los talones elevados y caminando sólo con el apoyo de los dedos y parte delantera del pie, nuestro gemelo debe contraerse constantemente, siendo por ello un buen movimiento para realizar en casa, sin equipamiento.
  • Elevación de talones en máquina: en el gimnasio podemos desarrollar ejercicios en máquina, ya sea de pie o sentados, cargando las respectivas máquinas con el peso deseado y elevando los talones en cada repetición, posicionándonos de puntillas.
  • Elevación de talones con barra: imitando el movimiento que realizaríamos en máquina, podemos cargar una barra en nuestros hombros para realizar elevación de talones de pie con carga o bien, si colocamos la barra o discos en nuestras rodillas, ejecutar el mismo movimiento sentados.
  • Extensiones en prensa de piernas: otra opción para trabajar en el gimnasio es realizar en máquina de prensa de piernas extensiones, ejecutando el gesto de punta- talón como se muestra en el siguiente vídeo:


  • Elevaciones de talones sobre step: podemos hacerlo con o sin barra sobre los hombros. Es el mismo movimiento o gesto de siempre: ponernos de puntilla, pero en este caso, comenzaremos el ejercicio con el talón más abajo de la horizontal, apoyando solo la punta del pie en el step y ampliando el recorrido. Por eso, es un movimiento más intenso que la simple elevación de talones desde el suelo.

Con estos ejercicios puedes trabajar los gemelos y no olvidarlo en tu rutina de entrenamiento, para así, cuidar al máximo este pequeño musculo de gran importancia.

Vídeo | Recuperatebien.com
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio