Compartir
Publicidad
Publicidad
Lo que el exceso de sillón y televisión pueden hacer en tu cuerpo
Fitness

Lo que el exceso de sillón y televisión pueden hacer en tu cuerpo

Publicidad
Publicidad

El sedentarismo pero más concretamente algunos factores que favorecen su presencia, pueden resultar grandes enemigos de nuestra salud y nuestra estética. Para que conozcas al respecto, os mostramos lo que el exceso de sillón y televisión pueden hacer en tu cuerpo.

Estar sentado mucho tiempo

Pasar largas horas sentado, aunque durante el día tengas una hora o más de actividad física o deportiva, puede representar un gran problema para tu salud y también, repercutir negativamente en tu aspecto físico.

Como nos cuentan en Vitónica, pasar mucho tiempo sentado incrementa notablemente el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares, pero además, entorpece la circulación sanguínea y puede producir por ello, problemas estéticos.

Las probabilidades de sufrir varices, arañitas y también celulitis o flaccidez se incrementan si no tenemos una buena circulación de la sangre, por lo tanto, estar mucho tiempo sentado es un factor de riesgo para ello.

Por otro lado, estando sentados quemamos muchas menos calorías que estando de pie, y éste también puede ser un condicionante del mantenimiento del peso corporal y puede afectar nuestra forma física. De hecho, se ha probado que estar mucho tiempo sentado incrementa el riesgo de sufrir sobrepeso y obesidadtelevisión.

Como si fuera poco, pasar largas horas sentados se ha asociado a mayor riesgo de muerte, independientemente de otros factores, tales como si realizas o no actividad física.

Tele

Mirar televisión en exceso

Aunque muchas veces van de la mano, quizá no pases más de una hora seguida sentado, pero sí mires más de 2 horas de televisión cada día.

El exceso de televisión también puede afectar tu cuerpo tanto en su apariencia externa como en su funcionamiento interno, por ello, debes considerarlo un factor de riesgo si buscas cuidar tu salud y tu estética.

Mirar demasiada televisión está fuertemente vinculado al desarrollo de obesidad o exceso de grasa en el cuerpo, pero además, constituye un factor de riesgo para sufrir enfermedades metabólicas según se desprende de un estudio.

También se ha demostrado que produce rigidez arterial e incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, y un efecto no muy conocido de mirar demasiada televisión: afecta el estado de ánimo y se asocia a mayor riesgo de sufrir depresión.

En niños se ha probado que reduce la tasa metabólica, es decir, que mirar mucha televisión puede conllevar también en adultos un menor gasto de calorías, lo cual puede ser el principal factor que vincula esta conducta sedentaria con mayor riesgo de sufrir obesidad o sobrepeso.

Mirar televisión también puede afectar nuestra dieta, pues si estamos frente a la pantalla mientras comemos la distracción puede conducirnos a un mayor consumo, pero además, la publicidad a la que nos exponemos cuando miramos televisión puede perjudicar nuestros hábitos, ya que hay un estrecho vínculo entre nuestra alimentación y la forma en que nos alimentamos.

Además, recientemente se ha encontrado una asociación entre el envejecimiento cerebral y las horas de televisión diarias, siendo peores los procesos cognitivos y mentales en quienes dedican más de 3 horas a mirar televisión cada día.

Por último, no debemos olvidar que pasar muchas horas sentados viendo o no televisión puede entorpecer nuestra postura corporal y ello, no sólo incrementa el riesgo de sufrir molestias en cuello y espalda sino también, favorece el desarrollo de barriga y de una posición poco positiva para nuestra estética y la elegancia que lucimos.

Sedentarismo

¿Qué podemos hacer?

Ya sabemos todo lo que puede hacer en nuestro cuerpo el exceso de sillón y de televisión, pero si debemos estar sentados mucho tiempo por el trabajo y no podemos revertir las horas de sedentarismo fácilmente, igualmente quedan opciones para evitar las consecuencias antes dichas.

Por ejemplo, se ha probado que interrumpir regularmente el tiempo que pasamos sentados puede aminorar los efectos del sedentarismo, por ejemplo, la mayor barriga o circunferencia de cintura y los valores metabólicos alterados.

De hecho, caminar sólo dos minutos cada hora pueden ser suficientes para reducir los efectos de pasar mucho tiempo sentado, según nos cuentan en Vitónica.

Y además, siempre podemos reducir las horas de televisión o bien, ejercitarnos, caminar, realizar ejercicios y volvernos un poco más activos mientras trabajamos en la oficina o miramos nuestra serie preferida.

De esta forma, podremos mantenernos en forma y cuidar nuestra salud de los efectos del exceso de sillón y de televisión sobre nuestro cuerpo.

Bibliografía consultada | American Journal of Preventive Medicine, August 2005, Volume 29, Issue 2, Pages 91–97; Am. J. Epidemiol, 2010, 172 (4): 419-429, doi: 10.1093/aje/kwq155; Obesity Reviews, Volume 10, Issue 1, pages 7–16, January 2009; Br J Sports Med doi:10.1136/bjsports-2013-092555; Pediatrics, February 1993, VOLUME 91 / ISSUE 2; Diabetes Care April 2008 vol. 31 no. 4 661-666; y JAMA Psychiatry, December 02, 2015. doi:10.1001/jamapsychiatry.2015.2468.
En Tredencias Hombre | Cómo abandonar el sedentarismo y no morir en el intento
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio