Compartir
Publicidad
Publicidad

Evita desequilibrios musculares en tu cuerpo

Evita desequilibrios musculares en tu cuerpo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque nuestro cuerpo no es simétrico por completo, un entrenamiento no planificado o planificado incorrectamente puede dar origen a descompensaciones musculares o a una zona del cuerpo mucho más trabajada que otra. Para que esto no suceda, te contamos cómo evitar desequilibrios musculares en tu cuerpo.

El origen de los desequilibrios musculares

Los desequilibrios musculares pueden ser originados por diferentes factores, entre ellos, la funcionalidad de cada zona corporal. Por ejemplo, los músculos que usamos a diario para mantener la posición erguida y movilizarnos siempre suelen estar más tonificados que aquellos que se usan para realizar movimientos específicos, como por ejemplo, lanzar una pelota o realizar una extensión de tríceps.

Así, naturalmente, sin un trabajo adecuado los músculos posturales tienden a tonificarse en exceso, es decir, son hipertónicos y se acortan, mientras que los músculos dinámicos o que participan de movimientos particulares, tienen a ser hipotónicos o perder tonicidad si no los trabajamos.

Entonces, la vida sedentaria por sí misma puede conducir a un desequilibrio muscular entre zonas con diferentes funciones y utilidades.

Por otro lado, como consecuencia de una lesión también se puede originar un desequilibrio muscular, ya que la zona afectada se inmovilizará mientras que el lado contrario se sobrecargará con el trabajo de ambos.

desequioibrio2

También puede ser causante de un desequilibrio muscular una mala técnica al realizar ejercicios, una incorrecta planificación del entrenamiento o bien, la práctica de un deporte asimétrico como el tenis, en donde un lado del cuerpo siempre se esfuerza más que otro.

Si queremos evitar que un brazo o una pierna se vea más trabajada que otra o sufrir molestias y dolores a causa de un desequilibrio muscular, debemos trabajar para entrenar adecuadamente cada músculo del cuerpo.

Las consecuencias de un desequilibrio muscular

Si la descompensación es producida por un entrenamiento incorrecto, sin duda la consecuencia será un lado más desarrollado que el otro, es decir, un brazo más grande o el tren superior más voluminoso que el tren inferior.

Si por el contrario el desequilibrio es originado por el sedentarismo y la funcionalidad diferente de los músculos posturales y dinámicos, se puede originar un síndrome cruzado inferior, como nos muestran en Vitónica, que origina una marcada lordosis lumbar y un vientre abultado producto de una mala postura.

Como podemos ver, desde problemas estéticos hasta molestias, dolores y otros inconvenientes de salud en nuestro cuerpo son las consecuencias de tener desequilibrios musculares.

desequilibrio3

Cómo evitar desequilibrios musculares en tu cuerpo

En primer lugar, es de gran importancia evitar el sedentarismo, de manera que todos los músculos y no sólo los posturales se trabajen con regularidad.

Por otro lado, para los desequilibrios producidos por la práctica de un deporte asimétrico, es fundamental trabajar las zonas musculares que menos intervienen en la disciplina deportiva, de manera de evitar que el lado derecho esté más desarrollado que el izquierdo o viceversa.

Asimismo, si visualizamos un leve desequilibrio en nuestro cuerpo, lo recomendable es trabajarlo, realizando estiramientos y ejercicios de relajación en el lado o la zona más fuerte que tiende a acortarse y contraerse, y fortaleciendo el lado hipotónico, más débil o menos trabajado.

Si no actuamos ante una descompensación muscular o para prevenir la misma, el desequilibrio se acentuará con el paso del tiempo, dando origen a lesiones, molestias y demás consecuencias ya nombradas.

Por eso recuerda, trabaja siempre los músculos y su antagonista, planifica bien tu rutina, atiende a tu lado menos desarrollado y estira tu lado más involucrado en todos los movimientos que realizas.

Sólo así podrás evitar que tu cuerpo pierda armonía y lograrás que tus músculos adquieran un aspecto uniforme, saludable y fuerte de forma homogénea.

Imagen | Thinkstock, Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos