Compartir
Publicidad

Conviértete en un hombre inquieto para adelgazar o no engordar

Conviértete en un hombre inquieto para adelgazar o no engordar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para adelgazar o no engordar, resulta de mucha ayuda incrementar el gasto calórico mediante la actividad física, pero ella, no siempre tiene que constituir un entrenamiento o ejercicio estructurado, sino que también, puedes quemar más calorías convirtiéndote en un hombre más inquieto en el día a día.

NEAT: actividad física que no es ejercicio

Dentro de la actividad física que realizamos a diario encontramos aquella que involucra la realización de un deporte o la asistencia al gimnasio, o bien, aquella que no es ejercicio y que por sus siglas en inglés (non exercise activity thermogenesis), denominamos NEAT.

Las NEAT son todas aquellas actividades que incluyen en la termogénesis o en el gasto calórico diario pero que no son derivadas del ejercicio físico, sino de actividades cotidianas como caminar hacia el trabajo, cocinar u ordenar un escritorio, y actividades espontáneas, tales como realizar gestos mientras hablamos con alguien, caminar mientras sostenemos una comunicación telefónica o mover las piernas mientras estamos sentados mirando televisión.

Estas actividades que no son ejercicio pueden representar un gasto calórico superior cada día y por ello, volverse más inquieto en la vida cotidiana puede ser una verdadera ayuda para adelgazar, o no engordar.

De hecho, se ha comprobado que los sedentarios obesos pasan sentados en promedio, unas 2 horas más que los sedentarios delgados, y que con sólo volverse más inquietos, podrían quemar hasta 350 Kcal más cada día, lo cual puede ser suficiente para perder peso en el tiempo.

Entonces, si quieres perder peso o al menos mantener tu peso corporal para permanecer lejos de la obesidad o el sobrepeso, puedes empezar por volverte más activo en el día a día, con pequeños cambios en tu vida cotidiana.

Inquieto2 1

Cómo convertirse en un hombre más inquieto y activo

Para adelgazar o no engordar puedes incrementar el gasto calórico sin recurrir a más tiempo en el gimnasio o duplicar el tiempo destinado a tu entrenamiento. Te proponemos comenzar por incorporar más actividad a tu día a día y convertirte en un hombre inquieto.

Algunas actividades cotidianas que puedes incorporar a tus días son:

  • Abandonar el ascensor y emplear las escaleras o bajarte antes de llegar a tu piso y culminar el trayecto a pie.
  • Usar un medio de transporte activo para llegar al trabajo, como puede ser la bicicleta o la caminata. Ésta última la puedes poner en práctica si te bajas un poco antes del coche o el autobús.
  • Jugar con los más pequeños de la casa o con tu mascota si no hay niños cerca, para así quemar algunas calorías más con esta actividad.
  • Esconder el control remoto o mando a distancia y levantarse de la silla cada vez que sea necesario encender la televisión, apagarla o modificar el canal.
  • Realiza las compras de tu casa y carga lo comprado todo el tiempo que puedas.
  • Ponte de pie siempre que sea posible, ya que incluso estando de pie en un lugar, sin movernos, quemamos más calorías que estando sentados.
  • Vuélvete más colaborador en casa y en el trabajo, ayudando a realizar tareas domésticas, a buscar, llevar o traer cosas y demás.
  • Organiza paseos familiares o con amigos, para caminar más o simplemente estar más tiempo de pie, conversando y riendo que sentado frente a la televisión

Con estas actividades domésticas puedes incrementar el gasto calórico que no es propio del ejercicio físico y así, llevar un estilo de vida donde se quemen más calorías y se reduzca el riesgo de engordar o se incremente las posibilidades de perder peso.

Recuerda que realizando gestos o incrementando los movimientos involuntarios también se consigue ser más inquieto y quemar más calorías a diario, sin embargo, esto se origina más bien internamente y es muy difícil de modificar, por eso, puedes comenzar con actividades cotidianas voluntarias como las que presentamos anteriormente.

Inquieto3 1

Reduce tus horas de sillón

Para volverte más inquieto e incrementar las NEAT o actividades que no son ejercicio, también es de mucha utilidad contabilizar las horas que dedicas a estar sentado y reducirlas.

Es decir, lo recomendable es registrar inicialmente cuántas horas estás sentado frente al ordenador o la televisión sin hacer más que eso de continuo y posteriormente, intentar reducir el tiempo de silla o sillón.

Si actualmente puedes pasar 3 horas seguidas sentado, te recomendamos poner una alarma cada una hora y cuando suena, levantarte, caminar unos pasos o movilizar los brazos realizando algunos estiramientos, para recién después regresar a la silla o sillón.

Esto también puede ayudarte a convertirte en un hombre inquieto para adelgazar o no engordar aumentando el gasto calórico que producen las actividades que no son ejercicio físico.

Bibliografía consultada | Proceedings of the Nutrition Society / Volume 62 / Issue 03 / August 2003, pp 667-679; American Heart Association y Science 8 January 1999: Vol. 283 no. 5399 pp. 212-214
En Trendencias Hombre | Cómo abandonar el sedentarismo y no morir en el intento
En Trendencias Hombre | Ponte en forma con sólo caminar
Imagen | Thinkstock, Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio