Compartir
Publicidad

Pautas básicas a la hora de elegir una pluma estilográfica

Pautas básicas a la hora de elegir una pluma estilográfica
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del 14 al 16 de noviembre se celebrará en el hotel NH Eurobuilding el Madrid Pen Show, una feria dedicada al mundo de la estilográfica que, este año, celebra su XI Edición y de la que Iguana Sell es el principal patrocinador.

La pluma estilográfica se ha convertido en un objeto de distinción que reivindica el placer de escribir a mano y convierte cada anotación en toda una experiencia, ya que con la pluma adecuada una simple anotación se transforma en un ejercicio de creatividad y de caligrafía.

Carey

Según los expertos de Iguana Sell existen 8 pautas básicas a la hora de elegir una pluma:

  1. La ocasión manda. No es lo mismo el día a día de la oficina que un momento especial, como una dedicatoria personal. Lo lógico es elegir de acuerdo a la circunstancia en la que vayamos a usar esa estilográfica. Para lo cotidiano lo más coherente es un pluma robusta, cómoda y funcional, dejando las plumas más valiosas y llamativas para momentos en los que busquemos recrearnos en el placer de escribir y de trasladar nuestro pensamiento al papel.
  2. Grosor del plumín. Desde el plumín extrafino de 0,6 mm. hasta el plumín extragrueso de 1,2mm. existen hasta 10 tipos distintos. El tipo del plumín determina el trazo y tienen mucho que ver con los gustos de cada uno. Generalmente se recomienda que el grosor del plumín esté adaptado al tamaño de la caligrafía, a mayor letra mayor grosor.
  3. Tamaño de la estilográfica. El tamaño de nuestra mano y nuestros gustos personales determinarán que la pluma de nuestros sueños tenga un tamaño mayor o menor. Tradicionalmente las plumas grandes se asociaban al hombre y las pequeñas a las mujeres. Existen varias marcas de referencia que crean el mismo modelo de estilográfica en hasta 7 tamaños distintos.
  4. Material del plumín. Las opciones son básicamente dos. El acero aporta solidez y buen precio frente al oro de 14 o de 18 kilates que favorecen un trazo más fluido, dulce y agradable. Para largas sesiones de escritura el oro puede ser un gran aliado, ya que el deslizamiento sobre el papel es mucho más ligero y nuestra mano no se resentirá.
  5. Suministro de tinta. ¿Cartuchos, émbolo o convertidor? Generalmente las plumas de cierta calidad admiten indistintamente unos u otros. Cada uno tiene sus ventajas; el cartucho aporta comodidad y permite disponer de recambio en cualquier momento; el convertidor y el émbolo permiten usar tinta de mucha más calidad y ofrecen una gama de colores mucho más amplia.
  6. Sección de agarre. Es la sección de la pluma que está en contacto directo con nuestros dedos. De su tamaño, longitud y ergonomía dependerá que la pluma se adapte bien a nuestra mano y nos resulte cómoda. Por eso es recomendable probar varias marcas y modelos de estilográfica antes de decantarnos por una.
  7. Cuerpo de la estilográfica. El cuerpo de la pluma puede estar revestido con resina, celuloide, metal, acrílicos, madera…las opciones son muchas y dependen principalmente de las preferencias de cada uno. Desde la calidez de la madera, a los singulares acabados en metales preciosos. En todo caso este cuerpo ha de tener un peso bien equilibrado y resultarnos agradable al tacto.
  8. Cierre del capuchón. El capuchón es una pieza de vital importancia ya que protege el corazón de la estilográfica: el plumín. Independientemente de que el cierre sea de presión, de pulsador o de rosca, capuchón y cuerpo de la pluma han de encajar a la perfección, sin holguras y sin necesidad de presionar.

Más información | Iguana Sell

Más información | Madrid Pen Show

En Trendencias Hombre | Montblanc y Samsung lanzan unos nuevos accesorios para el Samsung Galaxy Note 4

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio