Compartir
Publicidad

¡Socorro, tengo un grano!

¡Socorro, tengo un grano!
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os quiero hablar de los molestos granos. No me refiero al acné, sino a esos pequeños individuos que salen de vez en cuando (normalmente en los momentos menos oportunos, como cuando tenemos una fiesta o una cita con la persona de nuestros sueños).

Duelen, están rojos o incluso adquieren tonalidades bastantes asquerosas, y en el peor de los casos se infectan. Hoy os damos unos cuantos consejos para sobrevivir a los granos y no morir en el intento.

Para empezar manos fuera. Está prohibido tocarse los granos por varios motivos: es una guarrada; es el antiestilo y es muy pero que muy poco higiénico. Muchas veces esa infección localizada, después de toquetearlo, puede pasar a las manos.

Mas granos

Otro de los motivos para olvidarnos de los trabajos manuales con los granitos son las cicatrices. A veces, nos ensañamos con una espinilla y al final, después de varias masacres, se nos queda la cicatriz. Ya os hemos dado suficientes razones para que no los toquéis. Así que mensencios, olvidaos de ese horrible hábito.

En Mensencia os hemos hablado de mascarillas, limpiezas y tratamientos frecuentes para prevenir o mejorar este problema. Pero ahora que nos ha salido un grano, debemos seguir tres pasos: higiene, tratamiento y camuflaje.

  • Higiene: Yo os recomiendo que limpiéis la zona con suero fisiológico. Venden unos estuches monodosis que son muy prácticos y pequeños. Echáis una pequeña cantidad en una gasa (algodón no porque puede dejar restos en el grano) y damos unos toques suaves y rápidos.

  • Tratamiento: Si te acercas a una tienda de productos cosméticos, hay mil productos con acción antiséptica que secan el grano. Depende de tus posibilidades económicas, encontrarás desde los productos de Chanel a gamas más económicas, pero iguales de efectivas.

Si os gustan los tratamientos de la abuela, con ingredientes que encuentras en casa os recomiendo la pasta de dientes. Si echas un poquito en el grano durante unos minutos, lo secará y al día siguiente tendrá mucha mejor pinta.

No apreteis

Otra opción podría ser la mascarilla de aspirina de la que os hablamos el otro día. Y otra opción, ésta de mis favoritas es la arcilla. La puedes comprar blanca o verde (ésta última es la más utilizada) y gracias a sus propiedades antiinflamatorias, baja la hinchazón. Además actúa como un imán para las impurezas y las expulsa del organismo. Conclusión: comprad una bolsa y tenedla en casa para urgencias y mascarillas.

  • Camuflaje: Si no os queda otra opción, o simplemente si queréis evitar que os saluden a vosotros y a vuestro grano, la opción más rápida es el corrector. El tono ideal para estas ocasiones es el verde. Sí, y tranquilos que no se nota, este tono permite disimular el color rojo de los granitos y permite suavizar su intensidad. De hecho, hay correctores de granitos que llevan en su fórmula tratamiento, es decir que disimulan y atacan.

Pero de nada nos servirá, si no aplicamos una base de maquillaje que nos permita matizar y dar un tono uniforme a nuestra piel. Si tenéis dudas, releed los consejillos que os hemos dado sobre la base de maquillaje.

Puede parecer una tontería, pero a veces los granos se infectan y lo que es una tontería se complica. Si te duele más de la cuenta, te supura o la hinchazón es muy exagerada, te recomiendo que acudas a una farmacia o bien a tu médico de cabecera. Normalmente te mandará una pomada específica y unos lavados con suero, como el que yo os he explicado. En un par de días, adiós grano.

Foto | Sidesmirk En Mensencia | Sí, los hombres usan base de maquillaje: mi selección En Mensencia | Guerra al acné: consejos y tratamientos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio