Compartir
Publicidad
Publicidad

Bleu de Chanel para hombre, la fragancia aromática-fresca del 2010

Bleu de Chanel para hombre, la fragancia aromática-fresca del 2010
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque hemos hablado de la nueva fragancia para hombre Bleu de Chanel, necesito aplaudir este perfume en un post completo porque se lo merece. Si tus gustos son fragancias frescas, atento a ésta porque sorprende por varias razones.

Si Chanel destaca en belleza es por sus bien elaborados perfumes. Es su punto fuerte sin menospreciar ni mucho menos la cosmética y el maquillaje de su catálogo. Que la marca francesa decidiera entrar en el mundo de la belleza masculina fue una suerte en todos los aspectos.

La apuesta es valiente en un momento en el que parace que triunfan más los perfumes más fuertes, más especiados y orientales. Las fragancias frescas siempre destacan entre el público masculino español pero los últimos años sus gustos se han refinado mucho y no aceptáis cualquier fragancia facilona.

He estado leyendo en algún que otro blog críticas negativas sobre el nuevo Bleu de Chanel, una reedición de un nombre que salió al mercado en los años 30. A mí no me parece una fragancia simplona ni del montón aunque para gustos, fragancias. Para que me sorprenda una eau de toilette, quiero que nada más olerla me salga un hmm… ¿qué es, de dónde ha salido? Pues del savoir-faire del perfumista Jacques Polge.

Notas olfativas

Os anoto las tres notas olfativas de Bleu de Chanel para que reconozcáis algún ingrediente que sabéis que lo conocéis pero que se os escapa cuando lo oléis. En cuanto olí su salida fresca y aromática pensé que era perfecta para Anticuarius.

  • Notas de cabeza: Limón, Naranja, Pomelo, Baya Rosa, Menta Pimentada, Nuez Moscada
  • Nota de corazón: Cedro, Notas Secas, Vetiver, Jengibre, Jazmín
  • Notas de fondo: Patchuli, Incienso, Madera de Sándalo, Labdanum

bleu-chanel

El frasco, muy Chanel

Si nos enseñaran el frasco sin el nombre del perfume y de la marca impreso, muchos de nosotros apostaríamos el envase más grande a que es un Chanel. Fiel a su linea elegante y depurada, es de admirar que hayan marcado un estilo minimalista tanto en fragancias masculinas como femeninas: se reconocen a la legua.

El color azul marino muy oscuro, casi negro, le da una intensidad que contrasta con su suavidad y frescor. Chanel lo explica como la libertad que quieren transmitir en todos sus productos. El tapón redondo ¡sorpresa! está imantado. La forma cuadrada lo referencia como una eau de toilette masculina. El realce del contorno del frasco con una linea de luz de azul noche me parece sencillamente preciosa.

Mi experiencia

Sorprendente. Es lo primero que me vino en mente cuando la olí por primera vez: ¡huy! Sorprende que no tenga una salida penetrante e intensa como muchas fragancias aromática-frescas. Los cítricos son bien reconocibles y el cedro me gusta mucho. Leyendo las notas de fondo parece que va a perdurar de forma más fuerte por el incienso y el pachoulí pero, al cabo de horas, aunque ha evolucionado sigue siendo fresca.

Horas, porque en mi piel tiene muy buena fijación. Con sólo dos palabras, lo definiría como suave y persistente, algo que cuesta encontrar en una misma eau de toilette.

Me encanta la nueva fragancia, incluso para mí. La recomiendo a un hombre de gustos discretos y alegres, que le guste percibir su perfume pero que lo quiere mantener como si fuera una eau de parfum, sólo para él y las personas de su entorno privado. Si eres de los que les gusta “dejar rastro”, te va a saber a poco.

Existen dos tamaños: 100 y 50 mililitros. El desodorante y la loción para después del afeitado son de 100 mililitros. Una grata novedad en perfumería masculina entre tanta novedad dejà-vu.

En Mensencia | Jude Law en la campaña para el perfume Dior Homme

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos