Compartir
Publicidad
Publicidad

Caída del cabello: lo que puedes y lo que no puedes hacer con tu pelo

Caída del cabello: lo que puedes y lo que no puedes hacer con tu pelo
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los hombres pasamos por el mismo trago. Ese momento doloroso de ver como nuestros queridos y amados pelos se nos van por el desagüe y toca despedirte de ellos para siempre mientras agitas tu pañuelo, snif, snif..

En fin, no es momento de ponerse dramáticos, lo importante es saber llevarlo con naturalidad y filosofía.

Eso sí, siempre hay trucos, consejos y recomendaciones que iremos viendo en Mensencia y que nos ayudarán a que nuestro pelo esté más sano. De esta forma no contribuiremos a acelerar el proceso de caída del cabello.

Los consejos de hoy serán acerca de distintas acciones que solemos hacer con nuestro pelo de manera cotidiana y que si las hacemos incorrectamente van a repercutir en un pelo dañado y con pocas esperanzas de vida.

  • El lavado del pelo: debes ser cuidadoso y no abusar del agua caliente. Es más, un chorro de agua fría al final del lavado estimulará los capilares y favorecerá el riego sanguíneo. Una de los mitos más conocidos es que lavarse el pelo a diario ayuda a que tu pelo se caiga más y no es del todo correcto. Puedes lavarte el pelo a diario sin problemas, pero eso sí, con un champú suave o mejor aún, uno extra suave de los que se venden en farmacias.
  • La gomina: abusar de la gomina es altamente perjudicial. Muchas suelen contener alcohol y resecan nuestro pelo. Si eres un incondicional de las gominas y no puedes salir de casa sin ella, te recomiendo que busques gomina sin alcohol. Y un consejo fundamental, nunca apliques gomina sobre el cuero cabelludo, hazlo sólo sobre las puntas, de esta manera minimizaremos el efecto negativo de la gomina sobre nuestro pelo. Tampoco te olvides de lavarte el pelo en cuanto llegues a casa, si llevas la gomina demasiado tiempo sobre el pelo, éste no respira. El mismo consejo se puede aplicar para la cera.
  • Plancha, secador y laca: no, no y no. Olvídate de utilizarlos, sobre todo la plancha y la laca, grandes enemigos que resecan el pelo, ya sea por un exceso de calor (plancha) o por un exceso de alcohol (laca). El secador nunca a diario y cuando lo utilices nunca le apliques demasiado tiempo sobre una zona determinada. Siempre a una distancia prudencial. Con un uso excesivo del secador lo único que conseguirás es encrespar el pelo y lo peor de todo, resecarlo y dejarlo sin vida. Lo mejor es que lo seques cuidadosamente con la toalla o lo dejes secar al aire.

De esta forma podremos mantener nuestro cabello un poco más sano y al menos si se cae, que no sea porque no le hemos mimado lo suficiente. De todas formas esto tan sólo es un avance, próximamente en Mensencia te seguiremos ofreciendo más consejos para una buena salud de tu cabello.

Imagen | Schwarzkopf

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos