Compartir
Publicidad

Trucos para alargar la duración de las cuchillas de afeitar

Trucos para alargar la duración de las cuchillas de afeitar
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya pudimos ver hace unos días que la duración de las cuchillas de afeitar no suele estar acorde al elevado precio que poseen muchos de los recambios, sobre todo para aquellas personas que por la profesión o tipo de barba requieran de un afeitado prácticamente diario.

Ahora en tiempos de crisis siempre viene bien buscar trucos y sugerencias que puedan ayudar a que las cuchillas alarguen su vida útill y podamos seguir dándoles uso, y lo que es mejor, sigan apurando como deben. Así que pasemos a ver algunos trucos y consejos prácticos para alargar la duración de las cuchillas de afeitar.

Secar la maquinilla de afeitar

Este más que un truco es algo básico que no debemos olvidar si queremos mantener nuestras cuchillas en buen estado por mucho tiempo. Si bien no es lo común usar unas cuchillas hasta que se oxiden sí que el paso del tiempo y la humedad sobre ellas va a hacer que éstas se deterioren y aparezcan escamas e imperfecciones sobre las cuchillas.

Para el secado de las cuchillas después de su uso tenemos varias opciones. El mejor será el secador ya que con el aire caliente conseguiremos secar el espacio que hay entre los filamentos.

Si vamos con prisa lo mejor es secar la cuchilla con una toalla, pero ojo, sólo secar, sin frotar la cuchilla si no queremos destrozar la toalla o nuestros dedos.

Proteger la cuchilla hasta el próximo afeitado

4475017896_cd35c29b5a.jpg

Este será otro apartado fundamental. Muchas cuchillas vienen con un capuchón que además de para evitar cortes en un descuido, también ayudarán a mantener las propiedades de las cuchillas por más tiempo. ¿Pero es suficiente?

La verdad que podemos encontrar más metodos y más eficaces para preservar el estado y las propiedades de las cuchillas por más tiempo, como por ejemplo el alcohol. Limpiar las cuchillas con alcohol después de cada afeitado no sólo ayudará a preservar las cuchillas sino que además evitaremos posibles infecciones en cortes, sobre todo si sufres de acné.

Otras opciones recomendables es aplicar aceite de almendras o aceite para niños sobre las cuchillas. De esta forma cubrimos éstas con una capa protectora que alargará su apurado durante mucho más tiempo. Incluso hay quien deja sumergidas las cuchillas en un pequeño recipiente con aceite hasta el siguiente afeitado, esto ya es a gusto del consumidor. O también hay quien le da un chorro de vinagre que elimina cualquier resto mineral que puede haber quedado en las cuchillas.

El truco del vaquero que ya no usas para afilar las cuchillas

Este truco seguro que es muy conocido por muchos y es tan simple como efectivo y es que a buen seguro que muchos de vosotros tendréis por casa algún pantalón vaquero que ya no usáis. El procedimiento es muy simple. Estiramos el pantalón y pasamos la cuchilla por la pierna del pantalón entre 15 y 20 veces por cada dirección como podréis ver en este vídeo.

Las fibras del pantalón que arrastramos se encargarán de afilarlas con gran éxito.

Almacenar la cuchilla en un sitio seco

Además de las precauciones que ya os comentamos antes, el baño es el peor lugar para guardar una cuchilla, ten en cuenta que es el lugar donde más humedad se suele acumular y este será el gran enemigo de la cuchilla para mantener su buen estado.

Lo ideal mantenerla en un lugar cerrado y seco, y a ser posible con las recomendaciones que os comentamos en los primeros puntos del post.

Ahora ya no tenéis excusa para que vuestras cuchillas os duren al menos unos cuantos afeitados más. Y por supuesto, cualquier truco que os funcione podéis comentarlo.

Imágenes | Gomattolson, KhaledR
En Mensencia | Cuchillas de afeitar: ¿cada cuánto hay que cambiarlas?, La exfoliación antes del afeitado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos