Compartir
Publicidad
Publicidad

Zara, un estupendo lookbook del mes de Noviembre una vez más (I)

Zara, un estupendo lookbook del mes de Noviembre una vez más (I)
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Zara sinceramente se está superando con creces esta temporada Otoño-Invierno 2010/2011 con toda su colección. ¿Porque son prendas asequibles y bastante llamativas? No precisamente. La clave reside en que por primera vez en mucho tiempo y pese a que copie en gran medida a las grandes firmas de alta costura que ya han mostrado sus prendas en las pasarelas, lleva la voz cantante en otros muchos aspectos y para tratarse de una firma comercial como es, ha innovado en algunos aspectos de manera bastante llamativa y con resultados excelentes.

Antes de empezar a comentaros la colección os voy a dar las premisas básicas que resumen esta nueva entrega: el color gris está especialmente presente en todas las prendas, acompañado del cámel (una vez más), el negro y los blancos más puros y los más huesos. Se trata pues de una colección muy otoñal y sobria y por ende, con tintes más clásicos y elegantes aunque no pierden en ningún momento ese espíritu juvenil que le caracteriza gracias al estilo militar que, como veréis, lo inunda casi todo.

Zara 3454

El primero de los looks nos hace darnos cuenta de como aun las gabardinas y en general las prendas de invierno de cortes largos, ajustadas al cuerpo y con dobles botonaduras siguen estando bastante presentes. Atención al detalle de la hebilla en el cuello. El estilo militar no solo nota la impronta en las prendas mayores sino que lo botines de cremallera y forrados con pelo, siguen una estética bastante parecida.

Zara

Seguimos con el punto a cuesta, aunque esta vez queda relegado a un segundo plano y está solo presente en los jerseys y los complementos como veremos más adelante. Lo oversized no solo se nota en las bufandas, sino que algunas gabardinas como la de la foto siguen también parte de estos principios que con su estilo cowboy y sumado al toque dénim de la camisa, dan como resultado un estilo bastante ecléctico y aventurero. Las botas, una vez más, apostando por el estilo militar.

Zara

Algunos looks para las ocasiones más elegantes y para interiores en los que no se precise ropa fuerte y consistente. Blasier y pantalón otomán a juego en color café y fabricados en algodón, que contrastan con la camisa color blanco con cuello bobo. El detalle final lo pone la bufanda de punto de color crema, en tamaño oversized como ya os comenté.

En cuanto a complementos, fijaos en que la mayor parte de los bolsos y maletines siguen apostando por la austeridad de colores y una tendencia generalizada oversized. Los tonos suelen ser bastante apagados, fruto de que la mayor parte de ellos se encuentra confeccionados con materiales de primera calidad (los precios por desgracia van acordes con esto último).

Zara

Cazadora de doble faz, estando la interior revestida o forrada de piel de borrego (sintética) que junto con los botines o las botas y el pantalón en tonos marengos, intenta emular un total black en el que la nota discordante y de contraste la pone el jersey de cuello doble de cisne, en punto y tono blanco hueso. Un look bastante sesentero que intenta emular a algunos ya conocidos como los de James Dean.

Zara

Sin duda uno de mis looks favoritos, pues se trata de una confluencia de las dos tendencias más generalizadas de esta nueva temporada: el cámel y el gris como grandes triunfadores de los looks, el estilo militar, relegado a las botas de hebilla y los pantalones espiga y una alternativa al punto grueso como puede ser el canalé, en tonos térreos y con un cuello perkins abierto y con cremallera, que contrasta con la gabardina cruzada con cinturón.

Zara

Una excepción al punto en los jersey representa este blasier en color ceniza, con dos botones que nos proponen conjuntar con dos camisetas superpuestas, de cuello desbocado aunque una de manga larga y en tonos grises más claros y la otra como fondo de conjunto en tono blanco. Los botines, estilo washed, siguen sin salirse de las tonalidades oscuras. Y como siempre, bufanda de punto, oversized en color pardo y bolso negro de doble asa en cuero.

Zara

Otro gran ejemplo de la impronta de la estética militar en la colección. Pese a que la chaqueta de punto vertical suaviza un poco el espíritu del conjunto, la gran presencia del negro, interrumpida solamente por el jersey de cuello desbocado en punto inglés y tonos cremas, junto con las botas militares y el pantalón de pata de gallo en color gris oscuro hacen de este look algo evidentemente más agresivo y urbanita. Si te gusta esta caracterización, por tan solo 120 euros puede ser tuya.

En Mensencia | Zara Otoño-Invierno 2010/2011

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos