Compartir
Publicidad

Un dilema que nos trae de cabeza: gorras versus sombreros para esta primavera

Un dilema que nos trae de cabeza: gorras versus sombreros para esta primavera
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que tiene el buen tiempo es que, a veces, la escasez y la poca variedad de prendas que podemos usar hacen que caigamos en una rutina de looks sosos con los que no nos sentimos tan cómodos. Al mismo tiempo, nadie quiere renunciar a la frescura de una camiseta de manga corta en verano, sin pañuelos ni chaquetas que molesten. Por eso, creo que la mejor forma de poner la guinda del pastel a un look de buen tiempo a priori soso es con un sombrero o una gorra. Ambas dan mucha personalidad al conjunto y le añaden el toque de gracia. Sin embargo, por los posts que hemos escrito de gorras para esta primavera, deduzco que sois muchos los que no os termináis de ver con este complemento. Hoy vamos a analizar las ventajas y los inconvenientes de cada uno para ver con cuál es mejor quedarse.

Gorras

A favor: es un complemento fresco y juvenil, ideal para los más jóvenes, que te permite coronar un look sin necesidad de dártelas de sofisticado. Una gorra colorida de visera plana puede ser lo más si tienes un estilo urbano, para combinarla sin problema con deportivas sin calcetines, con camisetas de grupos de música o, incluso, con camisas abotonadas hasta arriba. Desde que la gorra se convirtió en un nuevo complemento trendy, muchos chicos las usan para restar importancia a looks más formales (no estoy diciendo que vayáis de boda con gorra, que os veo venir). Además, la gorra te permite proyectar toda la personalidad que quieras, ya que hay infinitos modelos con los que poder sentirte identificado: estampados, flores, lisas, deportivas, etc. Sólo tienes que elegir la que mejor vaya contigo.

En contra: llevar gorra a partir de los 30 sólo le queda bien a David Delfín. Además, si la combinas mal, puedes estar más cerca de los poligoneros de los que tanto te quejabas hace un par de años que de ti mismo. Si nunca has usado una gorra corres el riesgo de parecer forzado, de que se te note que te da vergüenza porque no llegas a terminar de entender por qué la llevas puesta. Si crees que para ti una gorra es poco menos que un disfraz, mejor será que las contemples en las cabezas ajenas.

gorras
gorras

Sombreros

A favor: es un complemento muy sofisticado que no entiende de edades. Si lo eliges bien, puedes tener 45 o 19 años, que te va a quedar estupendamente. Da mucha personalidad al look, añadiendo un plus de elegancia relajada que no lo da la gorra. Al ser más difícil de combinar, si tú consigues hacerlo, seguro que marcas la diferencia con respecto al resto de chicos.

En contra: es más difícil de combinar, sin duda. No a todos los looks les queda bien un sombrero. Con las gorras, ocurre al revés. Al tener casi siempre colores tan llamativos, te puedes permitir usarlas sin pensar casi en combinaciones, pero el sombrero no admite esta versatilidad. Además, es más incómodo en determinadas situaciones, como la playa. Por si todo esto fuera poco, creo que la variedad de sombreros que se pueden usar en primavera no es nada comparada con la de las gorras. Con el buen tiempo, las posibilidades se reducen al color paja, materiales ligeros y poco más (si no quieres morir de calor, claro está).

gorras
gorras

¿Con qué complemento te quedas tú para esta primavera?

Fotos | Alberto Ortiz Rey, Tripiko Sitio oficial | Topman En Trendencias Hombre | Los trajes de chaqueta en puertas de la primavera: sobriedad versus colorido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio