Compartir
Publicidad
Publicidad
Querido 2016, que se acaben los tobillos sin calcetines en pleno invierno
Tendencias

Querido 2016, que se acaben los tobillos sin calcetines en pleno invierno

Publicidad
Publicidad

Querido 2016:

Tengo mis esperanzas puestas en ti. No es que 2015 haya sido un mal año en lo que a moda masculina se refiere, pero sí que confío en que, como un año nuevo que eres, traigas también nuevos aires que se lleven lo malo y nos dejen lo bueno.

En primer lugar, te pediría con urgencia que llegue el fin de esta moda de ir sin calcetines en pleno invierno. Sí que es cierto que este año está siendo atípico y que no hace demasiado frío, pero aun así me duele el alma cada vez que me cruzo con algún congénere que luce tobillo sin calcetín en pleno diciembre.

No es que solo me parezca una tendencia ridícula, es que además me imagino el frío colándose por los bajos del pantalón y subiendo pierna arriba convirtiendo en piel de gallina todo lo que conquista a su paso. ¡Con lo fácil que es pillar una amigdalitis! ¿Es que nadie va a pensar en las pobres anginas?

También te pido que los calzoncillos queden limitados a su función de ropa interior y que salgan de una vez por todas de debajo de los bañadores. No necesitamos un mundo en el que los hombres se dejan el slip debajo del bóxer de baño, donde se crea su propio ecosistema de humedad y bacterias.

Siguiendo con los bañadores, aleja lo máximo posible los turbo/speedo/ocomoquieraustedllamaralslipdelycra de color blanco. O, al menos, limita su uso exclusivo a David Gandy, único ser humano en la faz de la Tierra a la que le quedan bien.

Ahora que menciono a Gandy, debo decirte que tu compañero 2015 te ha dejado el listón bastante alto acercándonos a celebrities. Me dio la posibilidad de entrevistar a David Beckham y Quim Gutiérrez como portavoces de H&M y Emidio Tucci, respectivamente, así que te va a tocar currártelo y mucho para traernos a nuevos iconos de moda masculina. Se me ocurre, a bote pronto, que quedarías como un señor si me pusieras a tiro a Michael Fassbender, Eddie Redmayne y Ryan Gosling para que nos hablaran de los panes, los peces y, por supuesto, de su propia percepción del estilo masculino.

Tráenos, además, muchos hombres bien vestidos en alfombras rojas y photocalls, con sus trajes y esmóquines a medida, sus mangas con longitud adecuada y su toque original pero sin pasarse. Nada de uniformes, por favor, que estamos cansados de ver siempre lo mismo.

Y las barbas. Ay las barbas. No te pido que te las lleves, ni muchísimo menos. Quiero barbas por más tiempo. Pero eso sí, bien cuidadas hasta el más mínimo detalle y sin ser víctimas de tendencias absurdas como teñirlas de colores raros o ponerles purpurina, que no somos la atracción de ningún circo.

Espero, por otra parte, que los diseñadores españoles sigan dedicándose cada vez más y más a nosotros y que podamos ver sus propuestas en desfiles con la misma calidad y prestigio que las colecciones femeninas. Queremos moda, queremos elegancia, queremos originalidad y, sobre todo, queremos que se nos tenga tan en cuenta como a ellas. Ojo, no es que tenga queja, que en este sentido 2015 ha sido muy bueno, pero tampoco quiero que retrocedamos.

Poco más, estimado Año Nuevo. Bueno, sí. Espero que Trendencias Hombre siga creciendo cada vez más y más, gracias al trabajo que hacemos todo el equipo de editores, que no es poco, y a todos nuestros lectores, que tampoco son pocos, y que nos apoyan cada vez más y más.

Bienvenido, 2016. Esta noche, te estaremos esperando.

Atentamente,

JaviM.

Imagen | Street Style Aesthetic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio