Publicidad

¿Por qué los hombres tenemos que ser modernos?

¿Por qué los hombres tenemos que ser modernos?
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dentro del mundo de la moda hay tantos tópicos como uno quiera pararse a pensar. En relación a la moda masculina este número aumenta, ya que todo el mundo podría pensar rápidamente en dos y serían alguno de estos: ¿por qué las prendas para hombres son más caras?, ¿por qué tenemos menos variedad?, ¿por qué casi no hay tiendas específicas para nosotros?... ¿Alguno había pensado en los mencionados al hacer memoria? Me imagino que más de uno y de dos.

Pues bien, el tópico que últimamente a mí me tiene intrigado y que más discuto con mis amigos a ver cuáles son sus puntos de vista es el siguiente: ¿Por qué los hombres tenemos que ser modernos? Y con ello me refiero a por qué la moda más novedosa y de nuevas temporadas busca la inspiración en tendencias que tienen que vestir al hombre lo más moderno posible, tan moderno que nadie quiere vestirse así porque son combinaciones estrambóticas o nada aptas para la vida diaria.

Primeras imágenes de la colección primavera-verano 2009 de HM

Marcas como H&M ya son conocidas en ciertos círculos como Hortera & Moderno, porque sus colecciones buscan retratar a un estilo de hombre que a veces hasta parece ir disfrazado (si es que vestir bajo una determinada pauta no implica ya desde un principio disfrazarse de algo).

Pharrell Williams

Pero H&M no se queda sola. La marca sueca es la emblemática porque es la low-cost de este target y es la primera empresa textil a nivel mundial, pero tras ella nombres como Custo, Marc by Marc Jacobs, y hasta la línea Pre-Fall 2009 de Chanel.

Pharrell Williams para Louis Vuitton

Marcas que buscan colores muy llamativos, prendas con diseños arriesgados difíciles de combinar o de lucir sin sentirse ridículo en algunos casos.

Puma doradas

Aunque donde más se nota esta búsqueda de la modernidad por encima de todo es en el calzado. Las deportivas han sustituido en los estilos más de sport al calzado de vestir. Los buenos zapatos han dejado su lado a las propuestas más novedosas de firmas anteriormente especializadas en exclusiva al mercado deportivo. Las dimensiones se amplían, los colores están en su máximo apogeo y eso después hay que complementarlo con algo idóneo.

Tom Ford con Jon Kortajarena

Para ello tampoco se desaprovecha la ocasión. Las gafas más modernas son aquellas que uno tiene que ponerse pese a que vea perfectamente, bien grandes, que se vean a distancia, con pasta gruesa o de nácar. Al estilo nerd de la clase.

Gafas de nerd
Y así hasta no acabar, ya que nada escapa a la industria en su intento por reformar al hombre y hacerlo un adicto de las compras más innecesarias. El objetivo es vender lo máximo posible y si el sector normal, casual y el clásico ya están explotados, toca crear nuevos estilos. Esto no significa que todos tengamos que vestir así, o que tengamos que ir de “uniforme Fuencarral“ todos los días de la semana.

Lo suyo es saber combinar, saber rechazar ciertas cosas porque no son lógicas o porque no van con nuestro estilo en ese momento (a ver quién se pone algo así para ir a trabajar). La modernidad real se lleva sin artificios, sin ir de uniforme.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir