Compartir
Publicidad
Publicidad

Pantalones de padre. Cómo reconocerlos, cómo evitarlos

Pantalones de padre. Cómo reconocerlos, cómo evitarlos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces pasa. Hasta en las mejores familias, aunque parezca increíble. Uno se acostumbra a llevar unos vaqueros, se estropean, y se vuelve a comprar el mismo modelo ad aeternum.

Es así. Pasa mucho.

Pero al contrario que nuestras apacibles vidas provincianas (ejem) la moda cambia cada dos por tres y, con ella, el corte de las prendas. Y sí, aunque no lo parezca, también el corte de los pantalones. Lee atentamente este post porque... ¡Podrías estar llevando vaqueros de padre!

Y no, ni siquiera aunque seas un padre tienes derecho a llevar tal cosa. Normalmente este error-efecto se produce por cuatro motivos:

  • Hemos comprado unos vaqueros baratos, y lo que ves es lo que hay.
  • La cintura está realmente en la cintura.
  • La forma de la pierna baila entre Eminem y John Travolta en Fiebre del sábado noche, sin término medio.
  • El color es espantosamente claro, con un tipo de desgastado que dejó de llevarse en los ochenta (por dios, tengo un amigo que me apareció un día con vaqueros nevados. ¡Nevados!)
obama vaqueros padre

Así que si tienes un pantalón que cumple alguna de estas normas (o todas), háztelo mirar. La cintura tiene que ser un poco baja (sin enseñar lo que rima y lleva erre, que no eres un adolescente ni un rapero). Los buenos vaqueros cuestan dinero. La pierna del pantalón tiene que ser recta y seguir tu pierna en línea recta hasta el final, sin pegarse a la piel y sin bailar acampanadamente.

Y por supuesto, la mejor compra para unos vaqueros todo terreno son siempre vaqueros oscuros.

En Mensencia | Cómo elegir correctamente un vaquero, Cuando NO llevar pantalones vaqueros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos