Publicidad

Los pantalones de la discordia, Dolce & Gabbana y Emporio Armani

Los pantalones de la discordia, Dolce & Gabbana y Emporio Armani
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

No sé si te has enterado de la polémica que se ha levantado en la Semana de la Moda de Milán a raíz de un “presunto plagio” por parte de los diseñadores Dolce & Gabbana en su último desfile para el otoño-invierno del año que viene.

Pues bien, la historia es la de siempre, sólo que esta vez salpica directamente a Domenico Dolce y Stefano Gabbana, que han sido acusados de plagio por parte de Giorgio Armani, el asegura que le han copiado de manera descarada unos pantalones acolchados que el mismo había creado para su línea de ropa más joven, Emporio Armani.

A primera vista dirías que los pantalones que aparecen en las fotos pertenecen al mismo desfile del mismo diseñador, pues siento decirte que no. Los de la izquierda pertenecen a la colección de Dolce & Gabbana para el invierno 2009 y los de la derecha fueron presentados el año pasado por estas fechas por el modisto italiano Giorgio Armani.

Después de un cruce de acusaciones, parece ser que Armani ha optado por no denunciar a sus compañeros de profesión, pero ha dejado claro que la idea inicial del modelo acolchado había sido de el. Por su parte Dolce & Gabbana se desvinculan de la polémica en la que aseguraban esto : “Hemos generado nuestra propia fortuna creando un estilo Dolce & Gabbana, ligado a Sicilia y a sus tradiciones, más que a la alta costura. Este es un estilo reconocido en todo el mundo”.

A raíz de toda esta polémica nos queda una reflexión, ¿acaso no ha existido siempre la copia o el plagio en el mundo de la moda?, ¿cuántas prendas “parecidas” vemos en una misma temporada procedente de diferentes diseñadores?, millones, y no sólo eso. Las grandes multinacionales de ropa a nivel mundial, como H&M, ZARA, GAP o Benetton se nutren de creaciones que previamente han visto en los desfiles.

Quizá no sean copias exactas, pero sí se cogen ideas, patrones, colores, materiales, etc. Una suma de factores que hacen que podamos comprar las numerosas colecciones que componen las tiendas año tras año. El distribuidor es el principal beneficiado, junto con la clientela, ansiosas de adquirir ese plagio de Prada o de Gucci que ha sacado la “firma X”.

Es posible que Armani no haya creado de la nada esos pantalones y los haya visto previamente en las calles de Tokio, o quizá el mismo diseñador italiano haya sido uno de los primeros en “plagiar” algo que nunca se ha sabido. La verdad es que la polémica ha saltado, esta vez, creo yo que más bien por la gran competencia que tienen estas dos firmas de lujo y que a partir de ahora se mirarán con lupa.

Copia o no, los pantalones son tremendos, dignos de un post sobre pantalones para viajar en moto, pero para gustos, ya se sabe.

Foto | Publispain

En Mensencia | Looks de calle en la Semana de la Moda de Milán

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios