Compartir
Publicidad

Las tres razones por las que amamos a Benedict Cumberbatch y no tragamos a Pharrell Williams

Las tres razones por las que amamos a Benedict Cumberbatch y no tragamos a Pharrell Williams
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los Oscar ya no son lo que eran (gracias a dios). El protocolo se reduce a no mezclar el rosa con el rojo y ni eso porque ya estamos preparados para ver cualquier tipo de atrocidad y atentado contra el buen gusto y la moda. Cada vez es más frecuente ver como los photobombs, los retweets en directo, los disfraces y las espontaneidades culinarias (sí, a Brad le entró hambre en mitad de la gala y no se resistió a comerse un trozo de pizza en mitad de la ceremonia) se hacen con la marcha del evento. Y eso nos encanta.

Pero siempre hubo clases y clases para marcarse un jitazo dentro de la ceremonia y Benedict Cumberbatch y Pharrell Williams está claro que son igual de antagónicos que Leonardo DiCaprio y Matthew McConaughey aunque eso sí, con mucho menos rencor de por medio, no cabe duda.

Porque uno acierta con el largo y otro se nos pasa de listo

1

Señor, lo que tenemos que aguantar en algunas alfombras rojas... Benedict Cumberbatch ha sido uno de los pocos que consiguió acertar con el largo de los pantalones (¿En serio es tan difícil?) y nos dio a todos una lección de estilo a lo british sobre cómo ir con corbata a unos Oscar y dejar al resto de personal con la boca abierta y la pajarita igual de tiesa.

1

Y al otro lado de la palestra, Pharrell Williams y esa extraña impresión de que uno puede dar de que hablar yendo cual pre-púber recién salido de misa de domingo. Pharrell, querido, hasta para gastar bromas y quedarse con el resto uno tiene que tener arte. Habla con Jennifer Lawrence que seguro estará dispuesta a enseñarte cómo hacerlo y no morir en el intento.

Un poquito de originalidad con el show-business, por piedad

1

Que un británico tan estirado como Benedict Cumberbatch se marque un photobomb, no tiene precio. Que encima se lo haga a Bono y al equipo de U2, el doble de mérito. Todos querían pero solo él se atrevió a hacerlo, like a sir.

¿Perreo? ¿Un poquito de regeaton? No, es Pharrell Williams haciendo lo de siempre de ir sacando al personal a que menee las caderas mientras da el cante. A mí estas cosas ya personalmente me aburren y prefiero quedarme con Ellen que al menos sabe como llevar esmoquin y hacer reir a los asistentes. Y ambas cosas al mismo tiempo.

Sin selfie y sin Ellen, admítelo, no eres nadie

1

Ha quedado claro que Ellen mola y mola mucho. Que la selfie de grupo que se ha marcada haya sido el tuit más retuiteado de la historia de la red social, superando al publicado por Barack Obama tras su reelección... eso es para irse a dormir con el pecho hinchado y tener dulces sueños aunque tengas al lado a Portia con un cabreo del quince por haber sido una de las peor vestidas de la noche: gajes del oficio.

http://photos.vanityfair.com/2014/03/03/1393824414431_ben-interior-photobomb-gif.gif

Así que no es de extrañar que todos los que han participado de sus selfies, molen por extensión, fuck yeah. Y sí, Benedict Cumberbatch es uno de los afortunados que hiceron acto de presencia en una de ellas acompañados de los Brangelina, que aunque no molan tanto, siempre queda bien tenerlos cerca cuando hay una cámara. ¿Pharrell Williams? Ni lo sabemos ni sinceramente es que nos interese mucho, para que engañarnos ¿Alguna duda de por qué preferimos al británico? Fotos | GTres

Los Oscars en Trendencias Hombre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio