Publicidad

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012 en la Semana de la Moda de París

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012 en la Semana de la Moda de París
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si hay un diseñador del que se puede esperar cualquier cosa, ese es sin duda John Galliano. El británico afincado en tierras galas nos tiene acostumbrados a colecciones excéntricas que pocas veces pueden bajarse de la pasarela. Por ello, su propuesta de Otoño-Invierno 2011/2012 presentada en la Semana de la Moda de París me ha sorprendido gratamente. Y es que, además de espectáculo, hay bastantes prendas muy ponibles y looks que pueden adaptarse a la realidad.

En esta ocasión, Galliano nos trae aires gélidos desde Rusia, homenajeando al bailarín Rudolf Nureyev. Para ello, el modisto recurre a estilismos muy variados, todos con influencia de los países del este.

Y como no, en el homenaje a un bailarín ruso no podían faltar las mallas ajustadas, que se combinan con calcetines altos y calentadores hasta la mitad del muslo. Para esta parte de la colección, el diseñador ha mostrado la fisonomía de hombres muy musculados, en los que los escotes y la ropa ceñida no dejaban lugar a dudas. Las camisetas de algodón, los anoraks y los rebecones de lana completan los looks.

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012

Los estampados llamativos y el uso de pedrería imprenga parte de la colección, combinados con pieles y turbantes, dignos de los cosacos más atrevidos. Las botas altas siguen presentes en el próximo invierno para pisar con fuerza entre la nieve.

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012

Para combatir el frío, Galliano utiliza la superposición de capas, con abrigos oversize como colofón final. Los grandes cuellos y las mangas amplias dotan de majestuosidad a los modelos, sin dejar de marcar la figura con el uso de cinturones - o cuerdas - sobre los abrigos. Sombreros de lana y pieles y botas con flecos y efecto desgastado completan las propuestas.

De estas, destacaría los abrigos de los dos extremos que, sin duda, podrían utilizarse combinados con otras prendas. Eso sí, el toque de la cuerda, me lo ahorraría.

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012

Las chaquetas y anoraks más cortos y entallados también tienen cabida en esta colección de Galliano. Con cierto aire militar, aparecen con pantalones de gran volumen y caída, jugando con la silueta. El primer abrigo, de color verde, me parece una de las prendas más interesantes de las que hemos visto y también es de las más ponibles.

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012

La silueta slim aparece entre las propuestas, a través de trajes de chaqueta con pantalones ajustadísimos, blasiers y trencas, que conforman la parte más elegante de la colección, en la que el negro es el protagonista. Los foulards estampados son los que se encargan de poner un toque de color.

Me ha encantado la chaqueta del centro, con doble hilera de botones, una de ellas lateral. Original sin perder un ápice de elegancia.

John Galliano, Otoño-Invierno 2011/2012

Por último, encontramos también abrigos más atrevidos, en los que se utilizan las pieles, que más que a Rusia, me recuerdan a Cruella de Vil. Eso sí, calentitos tienen pinta de ser un rato largo.

A continuación, encontraréis la galería con algunos modelos más.

Imágenes | Style.com En Mensencia | Semana de la Moda de París

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir