Compartir
Publicidad

El fantasma de las Modas Pasadas: las iniciales en la camisa

El fantasma de las Modas Pasadas: las iniciales en la camisa
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay ciertas cosas que a una persona común deberían echarle para atrás como el ajo a Drácula. Una de ellas son las iniciales en bordadas en la pechera de la camisa. Si al conocer a una persona vemos que lleva las dos letritas de rigor tatuadas a fuego sobre la ropa, huyamos. Huyamos igual que si las llevara tatuadas literalmente.

Antiguamente, la gente mandaba la ropa a las lavanderías donde una buena señora les pasaba un agua para quitarle el olor a rancio (antiguamente la gente también se bañaba poco). Estas lavanderías solían tener muchísimo trabajo y se acababa lavando la ropa un poco al batiburrillo. Por eso los señores decidieron marcar sus prendas, para facilitar el trabajo y, claro, también por seguridad.

iniciales camisa

Sin embargo, ahora quien más y quien menos tiene una lavadora en casa. O va a la lavandería de la esquina a limpiar sus trapitos con sus propias manos. Sea como sea, que se pierda la ropa es dificilísimo (excepto para los calcetines, claro, que todo el mundo sabe que tienen su propio agujero negro interno), por lo tanto las iniciales han perdido su utilidad.

Más aún cuando la persona que suele bordárselas por lo general está bien situada económicamente.

Sé que esta costumbre fue de buen gusto durante gran parte del siglo XX. Pero, oh milagro, estamos en el XXI y suena a rancio. Bordar las iniciales en la camisa es una costumbre completamente fuera de tono en los tiempos que corren. No se trata de que te lo puedas permitir o no. No se trata de fardar. No se trata de que te haga parecer más señor.

Hoy en día es una horterada de libro porque ha perdido por completo su significado. Ya no vivimos en los tiempos donde uno es un señor y los demás siervos, y este tipo de detalles demodé dice, sin hablar, mucho sobre la persona que lo lleva.

Y nada bueno.

Imagen | Flickr; Elitista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio