Publicidad

Con este frío creo que hace, ya va siendo hora de sacar la Harrington del armario ¿no crees?

Con este frío creo que hace, ya va siendo hora de sacar la Harrington del armario ¿no crees?
2 comentarios

Una de mis prendas favoritas, ya no por lo estético sino por toda la historia que lleva detrás de si, es la chaqueta Harrington (y en especial tengo predilección por las de la firma Merc). La diferencia entre uan chaqueta normal y una Harrington es principalmente que tiene el forro interior de tartán, siendo el color externo azul, beige, crema o marrón.

Su primer destino fueron los jugadores de golf de lo que se derivan algunas de las características de su diseño. Tiene dos bolsillos laterales angulados y profundos para introducir las bolas de golf y el hombro no tiene costura dotándola de gran libertad de movimientos.

1
1
1

Esta chaqueta fue muy popular entre algunas tribus urbanas como los skin-head o los mods, haciendo de ella junto con la bomber o las Dr.Martens, auténticas prendas icónicas de una generación y de un movimiento. Para combinarlas las opciones son múltiples: desde polos blancos en algodón pique para toques más urban, hasta camisas y jerseys de cuello en V para toques más sofisticados.

1
1
1

Y no penséis que todo se reduce al mismo patrón, para nada. Cada vez son más las firmas como Ben Sherman, Asos o Topman las que se aventuran a probar nuevas combinaciones en las Harrington como el fucsia o el amarillo flúor como color exterior o incluso dotarla de una pequeña costura al hombro (perdiendo su origen), para entallarla algo más y ajustar la silueta. Por opciones, no será.

Fotos | Matthias C, Max W

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios