Armani Jeans verano 2009, una colección bipolar

Armani Jeans verano 2009, una colección bipolar
5 comentarios

Normalmente os traemos las colecciones, las enseñamos y abrimos los comentarios para todas las opiniones. Reducimos los juicios de valor al mínimo, por aquello de que para gustos los colores. Sin embargo, esta vez la cosa es un poco diferente con lo último de Armani Jeans.

Sabemos que las colecciones no son regulares, que a veces tienen diseños maravillosos y otros para echarse a llorar. Sin embargo, la colección de Armani Jeans parece que la hubiera diseñado alguien con trastorno múltiple de la personalidad. O dos hermanos gemelos criados en plan Tú a Boston y yo a California, sólo que sustituyendo Boston por el Upper East Side y California por el Bronx.

armani jeans 2

La cosa empieza bien. Con el aire juvenil que caracteriza esa sección de la marca, desenfadado, con un toque rockero (y recordemos que a mí lo rockero me encanta, así que íbamos por buen camino), y de repente, ¡zas!, el becario cogió los pinceles y se volvió loco.

armani jeans 5

El becario, criado en las Tres Mil Viviendas, recreó en sus diseños el alma de su barrio. Porque él es un tío auténtico, de los de verdad, y no olvida sus raíces. Lo malo es que algunas prendas son para prenderles fuego, porque la chaquetilla dorada ribeteada de azul es dura de mirar, pero la camiseta blanca es carne de mercadillo. Ni hablar de la camisa vaquera, que con ese color tiene pinta de ser elástica, para ceñirse bien al torso y lucir el pecholobo que alá nos ha dado.

No se pierdan, porque es digno de ver, el vaquero que cierra la galería, con su dragón (creo que es un dragón) grabado en pleno trasero. Eso es llevar tu tierra allá donde vayas y lo demás son tonterías. Luego los piratas reproducen estos diseños, los venden en los mercadillos, y así van luego nuestros amigos los kie vestidos por la calle.

armani jeans 6
Para terminar de desconcertarnos, Armani Jeans nos mete un look más pijo también entre medio. Que no se diga. Es cierto que tiene un airecillo a gigoló italiano, pero en general es marca de la casa así que no tiene importancia. ¿Qué parte del cerebro del diseñador estaba trabajando en ese momento? Obviamente la del Upper East Side.

Así, nos queda una colección irregular, con grandes aciertos para el verano que está aquí mismo y errores como castillos que sólo quedan bien cuando los luce el Beckham de turno (y aún así...). Y la verdad es que, para lo que cuesta, mejor dejemos las atrocidades para los raperos del mundo, que se lo pasan ellos muy bien cometiendo crímenes contra el buen gusto.

Sitio oficial | Armani Jeans

En Mensencia | Armani para hombre, lo más deseado de la colección PM-2009

Temas
Comentarios cerrados
Inicio