Compartir
Publicidad
Publicidad

Americanas de suave terciopelo

Americanas de suave terciopelo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hace varios años que las americanas de terciopelo han dejado ser un uso exclusivo para ellas y se han convertido en esa opción elegante para un hombre que necesita salir de la atadura del traje, buscando otras posibilidades a medio camino entre lo sport y la noche, con cierto toque glam.

El terciopelo es un tejido de tela velluda, que la mayoría de las veces procede del algodón, su pelo corto y denso hace que su tacto sea parecido a la piel de un melocotón y su característico brillo tornasolado le confiere ese punto de eterna elegancia.

Llevar una americana de terciopelo nos aporta esa sofisticación y sensualidad que muchas veces nos falta en nuestro estilo de vestir, este tejido no sólo nos viste la noche, sino que puede ser perfectamente utilizado de día. A continuación os explicamos cómo.

Partiremos siempre que una americana o un pantalón de este bello material nos obliga a vestirnos un poco más formales de lo normal, así que dejaremos las deportivas en casa y nos calzaremos unos zapatos que nos sean sport, mi recomendación son unos de suela fina de goma o en su defecto algún modelo más “vestido” con la ya clásica suela de cuero, como los que veis en la foto.

Un consejo es intentar que si la americana es azul marina o negra los zapatos sean negros, y si es marrón, khaki, color visón o camel dejemos acompañar nuestro estilismo por unos zapatos marrones oscuros. Esta es una regla de estilo muy importante que debemos intentar cumplir.

El pantalón nos deja más libertad, unos jeans azules o negros nos permiten quitarnos el corsé de formalismo que la americana de terciopelo nos confiere, así que cualquier vaquero sin llegar a ser muy lavado es el novio y acompañante perfecto.

Si deseamos un conjunto más formal podemos comprar el pantalón a juego, no siempre lo tenemos disponible, o en su defecto llevar uno de vestir con la raya bien marcada, los acabados pueden ser en liso, espiga, pata de gallo, o cuadro Principe de Gales como el de la foto.

En cuanto a la parte de arriba, la camisa se convierte en objeto inexcusable, pudiendo ser llevada con un cárdigan de botones, con un jersey de cuello pico o acompañando el estilismo de una bufanda en color liso o un foulard estampado.
Un suéter de cuello cisne también nos dará ese juego de elegancia y sofisticación. Atrevámonos con los colores, hay cuellos altos en una amplia gama de tonalidades.

Así que mi consejo es que no esperes a lucir este tipo de americana hasta la noche de fin de año, cualquier día de la semana es una buena excusa para ser un perfecto gentleman.

Además hoy en día podemos encontrar esta prenda a precios muy asequibles y por menos de cien euros. Si os podéis permitir pagar algo más os aconsejo cualquiera de la firma Etro.

Fotos | Dolce & Gabbana, Massimo Dutti, Yves Saint Laurent

En Mensencia | Slippers de terciopelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos