Compartir
Publicidad
Publicidad

Adolfo Domínguez, Primavera-Verano 2010, en la Cibeles Fashion Week

Adolfo Domínguez, Primavera-Verano 2010, en la Cibeles Fashion Week
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fue un desfile un tanto accidentado, la verdad. Adolfo Domínguez quería tener su momento de Gloria pero la prensa estaba más centrada en captar el momento de gloria de Gwyneth Paltrow sentada en frontrow junto a Gala González. Y Adolfo Domínguez dijo que eso no era motivo para retrasar el comienzo así que, antes de que diese paso a la música, agarró del brazo a la primera de sus modelos, Marina Pérez, y le dijo que comenzase ahora mismo, sin música y con la cabeza bien alta. Y así lo hizo.

Una colección que el diseñador ha presentado de manera mixta, alternando sus propuestas masculinas con las femeninas, siendo el modelo elegido para ello Jon Kortajarena, como no podía ser otro. Últimamente o este chico está subiendo muy rápido o hace mucho por que se le vea porque, la verdad, está en todos lados. Pero vamos a centrarnos en las nuevas propuestas para esta Primavera-Verano 2010.

Adolfo Domínguez

Antes de nada, deciros que personalmente la he encontrado a la colección exquisita. Hemos podido ver a un Adolfo Domínguez rediseñado, con tendencias de los 80 pero puestas en boca de una nueva moda que necesita acudir a los estilos más primitivos y rediseñarse por completo. Con esto me refiero a que, para mi gusto, es una vuelta a los orígenes de Adolfo Domínguez.

Adolfo Domínguez

En su tiempo, el diseñador, haya por los años 80, se hizo muy famoso por sus prendas arrugadas. Esta vez ha querido recuperarlas y ponerlas de moda como a hiciera en su tiempo. Y creo que lo va a conseguir sin duda alguna.

Adolfo Domínguez

Para esta Primavera-Verano 2010, Adolfo Domínguez apuesta para ropa de entretiempo por las gabardinas, un must de la temporada pasada, los chalecos y las chaquetas, todas con cortes muy anchos, siendo la arruga un elemento primordial y en colores muy claros (blancos y cremas) o bien azules marinos y grises. Una colección muy primaveral.

Adolfo Domínguez

Las gabardinas son de cortes muy anchos, amplias, con pocos botones o incluso con cremalleras para poder llevarlas con ropa y no sentirnos embutidos en la prenda. La posibilidad de adornarla con un cinturón es muy llamativa e interesante.

Adolfo Domínguez

De igual forma, los híbridos entre chaquetas y sudaderas, en materiales livianos, colores claros y cortes amplios son, desde mi punto de vista, una de las opciones más recomendables de toda la colección. Las veo muy primaverales, alegres, elegantes y sobre todo con una sencillez tan extrema que asusta ver como la prenda, por si sola, se lleva todo el protagonismo. Un 10.

Adolfo Domínguez

En cuanto a las camisas, seguimos con la misma tónica y los mismos colores: arruga por aquí, arruga por allá. Se aprecia un toque muy ochentero en sus prendas. Los cuellos son inexistentes o poco pronunciados y la prenda adquiere entonces mayor libertad. La comodidad, al menos de manera visual, parece evidente.

Adolfo Domínguez

Los estampados, que hemos visto pocos al menos en hombre, son sencillos, con motivos animales, poco definidos y difuminados con los colores del conjunto. Los grises y los blancos están muy presentes en toda la colección. Los cuellos, redondos y abiertos dan más sensación de amplitud y ligereza al conjunto.

Adolfo Domínguez

Los polos con cuello en pico, son muy abiertos, en blancos y grises y sin botones. Prendas muy cálidas y frescas, en lycra o algodón.

Adolfo Domínguez

Los pantalones siguen un mismo patrón. Los colores son los mismo: beiges, blancos y grises, bastante largos, amplios, jugando también con la arruga. Son pantalones muy cómodos, ideales para conjuntar con todas las prendas de la colección y puede resultar muy interesante jugar con las formas asimétricas y arrugadas de los pantalones y conjuntarlo con prendas más simétricas.

Adolfo Domínguez

Por último, los zapatos y complementos son también dignos de tener en cuenta. Mocasines, sencillos, zapatos de lona, dessert boots, con pocos motivos, en colores claros, sin cordones y con la suela de goma. Tenemos también fulares y bufandas y una amplia gama de bolsos masculinos, de viaje, en colores cremas.

Mi opinión: una colección casual, elegante, muy variada, con un retorno a los años 80 que, personalmente me ha enamorado, prendas muy sencillas, colores muy primaverales, mucha amplitud y una sensación de calidez y comodidad general que resulta muy atractiva. Sin duda, de mis colecciones favoritas.

Fotos | Vogue En Mensencia | Massimo Dutti, colección otoño invierno 2010

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos