Compartir
Publicidad
Publicidad

Estas son las cosas más importantes que un buen vendedor puede hacer por ti

Estas son las cosas más importantes que un buen vendedor puede hacer por ti
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De todos los factores que intervienen a la hora de vestir para que un hombre se vea bien, el ajuste es de suma importancia. Es lo que marcará la diferencia entre un aspecto descuidado y otro impoluto, o como causar una grata primera impresión o querer que te trague la tierra. Aquí es donde entra en juego un buen sastre o en su defecto un buen vendedor que al tomaros bien las medidas sea capaz de realizar todo tipo de trucos de magia para hacer que un traje corriente parezca uno hecho a la medida.

Botones

Lo primero y principal es elegir bien un par de pantalones que os sienten bien de cintura, porque del largo ya se encargará el dependiente que os esté atendiendo, presciendiendo del bajo original y sustituyéndolo con alfileres para que luego las costureras o sastres puedan cortar y eliminar cualquier exceso de tela y crear un nuevo dobladillo. Para que quede niquelado, lo ideal es probarse el pantalón con los zapatos puestos, para que la caída resulte perfecta. Algunas personas son de la opinión que un largo de pantalón que permita ver un poquitín el color de los calcetines hace más alto. ¡Nada como que probéis in situ!

Chaquetas

Hay a quienes les sientan mejor los pantalones cuando estos son pitillo. Estrechar las perneras de un pantalón es una manera fácil de asegurar que los pantalones se ajusten bien a los muslos y a la pantorrilla. El quid es ir cogiendo alfileres desde la entrepierna hasta el bajo para que puedan crear una nueva costura más slim-fit, eliminando el exceso de tela.

Si al probaros un traje veis que falta algún botón o que las cremalleras se atascan, también deberéis decírselo al dependiente para que pida que os los sustituyan.

El aspecto de una camisa puede cambiar al instante si se presta atención a los pliegues que se pueden ajustar mejor al torso, metiendo un poco el exceso de tela para proporcionar una silueta más estilizada y elegante. Si sois de los que siempre han pensado que un cuello redondo seguro que funcionaría mejor que un cuello barco hay tiendas en las que ofrecen la opción de elegir el cuello (¡y los puños!) que mejor se ajusten a vuestra morfología o a vuestros deseos confeccionados en la misma tela o formando contrastes personalizados.

Sastre

Si no sois de los que suelen utilizar el bolsillo de las camisas, la verdad es que éstas se ven mucho mejor sin bolsillos. Lo ideal es comprar camisas sin bolsillos. Si os habéis enamorado de alguna que sí que lo lleva, consultar con el dependiente si se puede eliminar sin dejar marca. De lo contrario, es mejor dejarlo tal cual.

En la actualidad, existen muchos trajes prêt-à-porter de estupenda calidad y no hace falta acudir a un sastre cuando queráis comprar un traje de chaqueta. Un buen vendedor puede dar a la chaqueta de un traje un ajuste más personalizado sobre todo a la altura de los hombros y de la zona del cuello debajo de la nuca. Un detalle en el que sólo los connaisseurs se fijan es en que los ojales de las mangas se puedan abotonar y desabotonar. Para "despistar" a los entendidos, lo ideal es pedir que te los abran, y dejarte el último sin abotonar como por descuido.

Cuellos

Otro truco es cambiar el forro de la chaqueta, pero teniendo en cuenta que se trata de un auténtico trabajo de ingeniería suele resultar muy caro por lo que no suele merecer la pena ni siquiera preguntar el precio.

Fotos | Facebook Antonio Solito
En Trendencias Hombre | Las 5 dinner jackets de Hackett London para celebrar los Golden Years de los BAFTA
En Trendencias Hombre | Los originales smokings de nuestros futbolistas en la Gala Balón de Oro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos