Compartir
Publicidad
Publicidad

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Alexander McQueen es de los mejores diseñadores con que cuenta la Semana de la Moda de Milán. Personalidad, innovación y sobre todo riesgo, algo que no se suele ver mucho por la capital de la moda italiana, donde todo es más correcto y comedido que en otras partes del mundo, como París.

La colección para el próximo Otoño-Invierno 2010/2011 es de las más extrañas que yo recuerde del diseñador inglés, ya de por sí amante de las texturas, pero que en esta ocasión van a más, creando total looks demasiado extraños.

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán, estampado

Así como su colección Otoño-Invierno 2009/2010 a mí me encantó, en esta ocasión el paso adelante de McQueen es demasiado para mí, ya que no soy un gran admirador de los estampados más peculiares a la hora de construir un look.

Ahora la inspiración ya no está en Gangs of New York sino en las ideas futuristas de su moda. En el mercado femenino siempre se ha soltado más la melena y ha diseñado colecciones que son auténticas joyas y que serán recordadas entre a quienes nos gusta la moda.

Quizá sean los datos de que se está saliendo de la crisis económica lo que ha motivado a McQueen a volver a hacer de las suyas y no mostrarse más accesible. Aunque nunca se ha plegado a cumplir unos mínimos, en otras colecciones sí que era más comercial; entendiendo por esto último, más fácil de digerir entre el público en general.

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán, pasamontañas

Ahora yo veo total looks de estampados en negro y me causan rechazo. De la misma manera que los pasamontañas, mascarillas o demás complementos llevan los modelos en sus cabezas.

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán, camelón

Si a esto se le une el estampado paisley con el que se adornó la pasarela, tanto el suelo, como la pared del fondo, pues uno llega a confundir el look exhibido por el modelo con el escenario. La búsqueda del estilo camaleón está muy bien lograda.

Alexander McQueen no nos plantea una ropa para exhibir por la calle, así que no la midamos por ese rasero. Aunque la colección se presenta bajo las siglas RTW, es decir, Ready To Wear.

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán, calavera

Las calaveras siguen inspirando al diseñador, como ya vimos en su día. Sólo que esta vez son los pullovers los que se llevan el premio.

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán, abrigo

Algunos abrigos parecen sacados de Star Wars o de películas de ciencia ficción similares.

Alexander McQueen, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán, lejía

Por último añadimos los acabados efecto lejía y vemos una colección que a mí no me ha convencido en absoluto.

Fotos | WWD En Mensencia | Alexander McQueen, colección Otoño-Invierno 2009

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos