Compartir
Publicidad
Publicidad

Originalidad y sentido común

Originalidad y sentido común
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Alguna vez os hemos hablado ya de la importancia del sentido común a la hora de seleccionar las tendencias que queremos incorporar a nuestra vida cotidiana. Pues bien, la foto de arriba demuestra que nunca es suficiente.

Hemos pasado de tener que bajar a comprar un pijama que no sea de propaganda del Pryca a gastarnos sesenta euros en un par de calzoncillos. Que no es que esté mal, ojo, es sólo que tampoco es cuestión de convertirse en un fashion victim hasta en los gayumbos.

Paul Frank ha sacado una línea de boxers bastante originales en su diseño. Y nada caros, a 12,55 euros cada uno (me lo quitan de las manos, me lo quitan de las manos oooigaaaa). Sin embargo, no hay que, por dios, caer en el esperpento. Aunque el del cinturón de balas es bastante curioso, el que imita la pelvis de un Madelman es para relegar al cajón de Lo Que Nunca Debimos Comprar Y Sin Embargo Compramos (LQNDCYSC).

Si bien hasta ahora la marca es cierto que se ha destacado por una originalidad con bastante buen gusto, lo cierto es que estos calzoncillos son demasiado para la vista humana. Desde Mensencia un enorme NO a la exageración, interna, externa, y con caderas de plástico.

Vía | Compradicción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio