Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Y qué si este verano quiero ponerme un bañador turbo? 9 razones para animarte a hacerlo

¿Y qué si este verano quiero ponerme un bañador turbo? 9 razones para animarte a hacerlo
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay una prenda veraniega que hace que muchos adalides del estilo pongan el grito en el cielo, esa es sin duda el bañador turbo. Hay quien lo considera el auténtico anticristo de la ropa de baño, ¿pero por qué? ¿Qué tiene de malo?

Nos pasamos casi todo el año sometidos al dress code que nos marcan en el trabajo, con el nudo de la corbata al cuello y con los zapatos oprimiéndonos los dedos de los pies, así que por qué no vamos a poder disfrutar en la playa de total libertad para ponernos lo que nos dé la real gana.

Hoy voy a hacer un llamamiento a aquellos que lucen con la frente bien alta en playas y piscinas esta prenda tan llena de detractores. Y es más, os voy a dar 9 razones para usarlo. Sí, 9. Ni una más, ni una menos. ¡Y que salga el sol por Antequera!

Comodidad

Qué queréis que os diga, no hay un bañador más cómodo para meterse en el agua que el turbo. Gracias a su tejido de lycra que se adhiere al cuerpo, no tenemos que sufrir las incómodas bolsas de aire que se crean con los bañadores tipo bóxer. Además, da más facilidad de movimiento y sensación de libertad. En definitiva, es lo más parecido a bañarse desnudo, pero sin estarlo.

Se seca rápido

Si hay algo que odio es que un bañador tarde mucho tiempo en secarse, además de que es bastante poco saludable mantener la humedad en el cuerpo. Con los turbo esto no es problema gracias, de nuevo, al tejido de lycra y a que la cantidad de tela es mucho menor que en otras prendas de baño.

Mínima marca de bronceado

Cuando tomamos el sol (recordad, siempre con precaución y utilizando crema protectora), no podemos evitar que se quede marca del bañador. A no ser, claro está, que hagamos nudismo. El caso es que con los bañadores tipo bóxer o bermudas la marca es bastante grande, llegando en ocasiones a alcanzar la mitad del muslo. Utilizando bañador turbo, esta marca se minimiza, quedando la mayoría de las veces oculta bajo la ropa interior.

No tienes el cuerpo de Beckham, ¿y?

Vale, no a todo los hombres les queda bien este tipo de bañador. ¿Y? A no ser que te hayas aplicado durante el resto del año y hayas seguido todos los consejos sobre ejercicio físico que damos en Trendencias Hombre, lo más probable es que tu cuerpo no se parezca en nada al de David Beckham. E insisto, ¿y?

Todos tenemos derecho a disfrutar de la playa y la piscina dejando de lado los complejos. No estamos en un desfile de modelos. Así que si te apetece ponerte un bañador turbo, hazlo, y pasa todo. Total, si Rappel Iniesta pudo, tú también.

No hay opción a que alguien se deje la ropa interior debajo

Lo que es un auténtico atentado es dejarse la ropa interior debajo del bañador, ya no solo por estética (que asome el elástico del calzoncillo por encima del bañador debería estar penado con prisión), sino también por higiene. Pues bien, con los bañadores turbo esto es directamente imposible. Benditos sean ya solo por esta ventaja.

Te caben más en la maleta

Tal y como están las cosas con las aerolíneas low cost, tenemos que medir cada milímetro que ocupamos de la maleta. La ventaja de los bañadores turbo es que prácticamente no ocupan espacio, así que te puedes llevar varios o tener más espacio para comprar camisetas que pongan "I love Gandía" o "Alguien que me quiere mucho estuvo en Benidorm y me trajo esta camiseta".

No te olvides de un short

Cierto es que en la playa y en la piscina, te sentirás muy cómodo con un turbo, pero la sensación será bien diferente si te vas al chiringuito a comerte una paella después del baño o si tienes que atravesar medio paseo marítimo para volver al hotel. Ahí tendrás la sensación de ir en calzoncillos por la calle. Así que lo mejor es llevar un pantalón corto o un bañador tipo bóxer para ponerte encima cuando toque cambiar de escenario.

Chulo de piscina

Desterremos de una vez por todas el tópico de que estos bañadores solo los usan los chulos de piscina que va marcando paquete por el filo de la ídem para llevarse las miradas de todas las gachises. Eso es cosa del pasado. La moda ahora es enamorar pelado.

Superman llevaba uno

Superman

Siempre hemos pensado que lo que llevaba Superman por encima de los pantalones eran los calzoncillos. Pero no, lo que realmente llevaba era un bañador turbo. ¿Acaso no véis que el tejido era como de lycra? Así que si el hombre más super poderoso del planeta los lucía con su rizo en la frente bien alto, los demás no vamos a ser menos.

¿Y tú? ¿Que eres más de turbo o de boxer? ¿Te convencen estos argumentos?

Actualización: Ojo, con este post no pretendo decir en ningún momento que el bañador turbo sea una prenda estilosa. Simplemente creo que es la opción más cómoda para playa y piscina y así lo he querido expresar. Por ejemplo, los chándals, las mallas de correr o de ciclismo tampoco son prendas estilosas o estéticamente bonitas, y sin embargo son lo mejor para practicar deporte.

En Trendencias Hombre | 10 razones por las que bajo ningún concepto debes ir arreglado a la playa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos