Compartir
Publicidad
Publicidad

Soluciones cuando aplicamos mal el autobronceador

Soluciones cuando aplicamos mal el autobronceador
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Obtener un bronceado uniforme es un lujo, además ahora existen soluciones menos agresivas a las tradicionales como el autobronceador que no arriesgan la salud de la piel y evitan el envejecimiento prematuro.

Actualmente podemos elegir más tonos y optar por diversas marcas según nuestras necesidades. Una de sus ventajas es que podemos aplicarlo en el lugar donde nos sea más cómodo, como en nuestra casa. Siempre antes de utilizarlo debemos preparar la piel mediante una exfoliación e hidratación, también es aconsejable usar guantes para no mancharnos las manos.

¿Pero qué pasa si tras prepararnos y ponerlo quedamos como un dálmata, con la piel anaranjada y amarilla, o estamos más morenos en codos y rodillas porque se ha acumulado el producto por nuestra falta de práctica?.

Da un poco de pavor, pero todo tiene solución, lo mejor es no desesperarse. Aquí van algunos consejos para minimizar el daño rápidamente y sin que nadie pueda notar nuestro despiste.

  • Primero exfolia la piel con sal y limón, en movimientos circulares suaves pero repetitivos de manera que puedan hacer su efecto sin maltratar la piel, y retíralo con agua templada.

  • Después mezcla aceite de oliva y bicarbonato y déjalo actuar unos 3 minutos, luego retíralo como en la exfoliación.

  • Acabado los dos pasos anteriores, es aconsejable hacer un baño de leche, debes llenar la bañera como te guste y poner un litro de leche entera con agua caliente (que no queme), y permanece allí hasta que te rías de lo ocurrido, después de todo un lapsus puede tenerlo cualquiera.

  • Y por último no olvides el protector solar, especialmente sobre las zonas afectadas, no queremos exponerlas y que tomen aún más color.

Recuerda leer al pie de la letra las instrucciones la próxima vez y siempre antes de comprar un autobronceador. Y como último consejo, puedes realizar una prueba previa de tono en tu antebrazo.

En Mensencia: Un sol de pega: el mundo de los autobronceadores En Arrebatadora: Estoy a rodales por el autobronceador

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio