Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué hacer si nos hemos quemado en la playa

Qué hacer si nos hemos quemado en la playa
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A todos nos ha pasado alguna vez que hemos tomado el Sol en la playa más de la cuenta, o no hemos repetido la aplicación del protector solar con la frecuencia que se debiera.

La consecuencia ya la sabéis, piel quemada y al rojo vivo cual cangrejos, con los consiguientes dolores y molestias, sobre todo a la hora de dormir que es lo peor.

Lo ideal es que seamos conscientes del daño que el Sol puede hacer en nuestra piel y por tanto apliquemos un protector solar adecuado y repitamos su aplicación cada poco tiempo. Si te has aplicado un protector solar y aún así te has quemado entonces deberás probar con un factor de protección más elevado.

El color rojo de la piel viene producido al estar expuestos durante mucho tiempo al Sol. Los rayos ultravioletas sobrepasan la capacidad de la melanina de proteger a la piel y dañan a la células que forman parte de nuestro tejido, lo cual hace activar el sistema de alerta de nuestro cuerpo y a los vasos sanguíneos para que acuda mucha más sangre a la zona para intentar arreglar el estropicio creado.

Pero vayamos al meollo de la cuestión. Tu piel está ardiendo, lo se, ¿qué es lo primero que debes hacer?

  • Lo primero que deberás hacer es aplicar algo que calme inmediatamente la piel. Un after sun es válido, pero tan sólo calma. Lo ideal es buscar algo que calme y al mismo tiempo repare la piel, y para ello lo mejor es el Aloe Vera que aplicado en gel te será muy útil.

  • También es importante que tanto el Aloe Vera o el after sun que utilices esté enriquecido con Vitamina E. Es una vitamina básica en la recuperación de la piel dañada.

  • También puedes aplicarte aceite de rosa mosqueta. Tiene también grandes propiedades regeneradoras, al igual que el Aloe Vera.

  • El día posterior a la quemadura, cuando te duches hazlo con agua templada o ligeramente fría. Nunca con agua caliente ni extremadamente fría, por mucho que pienses que te ayudará a calmar el dolor, lo único que conseguirás es agravarlo.

  • El vinagre es un antiinflamatorio muy eficiente y de lo más natural. Lo mejor es empapar un paño en vinagre y aplicarlo sobre la quemadura, el olor es lo peor, pero tu piel dañada lo agradecerá.

  • Olvídate de ponerte al Sol los días posteriores, lo único que conseguirás es ralentizar el proceso de regeneración y te puedes volver a quemar con muchísima más facilidad, puesto que la piel no tiene barrera protectora en la zona que te has quemado.

  • Si han salido ampollas es que se trata de una quemadura más grave y por lo tanto deberás ponerte en manos de un médico para tratar la quemadura.

De todas formas espero que no os haga falta recurrir a este post, sinónimo de que habéis leído nuestro Especial Playa y habéis tomado las precauciones necesarias.

Imagen | Jessica Rabbit's en Flickr En Mensencia | Cosméticos indispensables para ir a la playa, Cómo elegir el protector solar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos