Publicidad

Mascarillas naturales a la mano: nivel 1

Mascarillas naturales a la mano: nivel 1
11 comentarios

En tiempo de crisis nada mejor que ser recursivos y mucho mejor si esa recursividad nos ayuda a ponernos a tono con lo natural, cuidar nuestra piel con lo que tengamos a mano, nos ahorra tiempo y dinero. Antes de cualquier cosa que pongamos tendremos que darnos cuenta de que tipo de cutis tenemos.

Existen 4 Tipos básicos de piel: grasa, normal, seca y mixta, a razón de ellas prepararemos y haremos mascarillas que pueden ayudarnos a mejorar. Lo primero es atracar la nevera para ver si poseemos lo que necesitamos.

Ahora manos a la obra, lo primero que hay que hacer antes de aplicar una buena mascarilla es exfoliar la piel, para quitar los excesos de grasa o células muertas que pueden tapar nuestros poros y que impidan que la mascarilla entre en profundidad.

Si tienes piel grasa, mixta o normal, puedes combinar el azúcar con algunas gotas de limón, si es seca puedes combinar el azúcar con gotas de aceite de oliva, luego lo pones sobre el rostro y comienzas con las yema de los dedos a hacer movimientos circulares, luego limpias con agua tibia o con una toalla mojada.

Notarás el rostro muy suave, la hora perfecta para ponernos la mascarilla nutritiva, ahora necesitamos la nata del yogur, esa que aparece al borde de cualquier yogur y que muchos dejamos y tiramos, o medio yogur natural o de frutas.

Mezclaremos con el yogur todos o algunos de los siguientes ingredientes según los tengamos: una cucharada de miel o aceite de oliva ideal para las pieles secas y normales, una cucharada de aloe vera o 3 rodajas pepino para las grasas y mixtas, y si somos muy afortunados seguro que tendremos 1 cucharada de avena en cualquier presentación.

Mezclamos el yogur y la avena si la tenemos con los ingredientes que correspondan a nuestra piel, podemos pasarlo por la batidora o mezclarlo con una cuchara, luego lo aplicamos en el rostro por 20 minutos y limpiamos con abundante agua tibia.

No importa sino tenemos todos los ingredientes podemos usar los que tengamos, y lo que nos sobre podemos conservarlo en un recipiente limpio y guardarlo en la nevera. Se puede hacer dos veces por semana o una según nuestras necesidades además es buenísimo para un fácil afeitado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios