Compartir
Publicidad

Manos extra-suaves en 30 minutos

Manos extra-suaves en 30 minutos
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca el fin de semana y por fín vas a tener un poco de tiempo libre para dedicarte a algún cuidado cosmético que no sea el básico diario: dedícale 30 minutos a tus manos para que estén extra-suaves.

La sensación de sequedad en las manos es desagradable, no sólo para tí mismo sino para los demás a quien saludas con un apretón de manos. Pon música, relájate y ten a mano: el exfoliante, la mascarilla hidratante y unos guantes o bolsa de plástico.

Tal como os aconsejó Luis Blas en este post, tras lavarte las manos con un jabón neutro (olvida el fairy), aplícate un poco de crema exfoliante y frota toda la peil: palma, reverso, los dedos y entre ellos también. No olvides la muñeca: también tiene derecho a los mimos.

Cuando hayas terminado (tómate tu tiempo y sé concienzudo), retira el exceso de exfoliante bajo el grifo de agua pero no uses jabón: están ya extra-limpias.

Una vez bien secas, vas a aplicarte la mascarilla hidratante o antiarrugas que tengas para tu rostro en capa gruesa en el dorso de las manos, dedos incluídos. ¡Las manos bien blancas!. En la palma aplícate también pero poca cantidad porque no va a absorber casi nada y sería malgastarla.

Sólo te queda meter las manos en un par de bolsas de plástico (o guantes de algodón o lana si lo prefieres) y mantenerlas ahí durante 15 minutos, para que el calor del cuerpo ayude a su absorción. Mientras, relájate en el sofá, en tu sillón preferido o en la terraza: no hagas nada que la vas a liar.

Como estan tus manos ..

Transcurrido el tiempo de aplicación, retiras las bolsas y la mascarilla que sobra pero sin tocar el agua: no hace falta. Con papel de cocina (o el que tengas más a mano) limpia las manos del exceso de crema: sólo debes finalizar la operación manos-de-ángel como si te pasases tu crema de manos habitual para eliminar los últimos restos de mascarilla.

Si no llevas hecha la manicura, ese momento es ideal para empezarla: las cutículas estarán blandas y será más fácil trabajarlas como te indicamos en otros post dedicados a manicura.

Pulidor uñas

De todos modos, el toque final es limpiar debajo las uñas con un palito de naranjo y probar el pulidor (foto arriba): frótalo con energía sobre las uñas y verás como brillan de un modo natural. Perfecto.

Os aconsejo repetirlo una vez a la semana, si tenéis las manos estropeadas, o cada 15 días si ya las tenéis cuidadas a diario. Veréis cómo mejora su aspecto y la sensación de suavidad: no la echas de menos hasta que lo pruebas.

Foto | Onails, hidrozoo
En Mensencia | El truco para aplicarse la crema de manos y no “pringarse”
En Arrebatadora | Cirugía estética en las manos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio