Compartir
Publicidad

La salud de nuestros pies a examen

La salud de nuestros pies a examen
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según la OMS, una persona camina de media de 5.000 a 6.000 pasos al día. Lógicamente, nuestros pies se resienten y requieren cuidados. Para disfrutar de unos pies saludables lo primero y principal, como es lógico, es lavarlos a diario pero, no conviene tenerlos mucho tiempo en agua, y también es importante secarlos bien, sobre todo entre los dedos. Secándolos bien evitaréis que os salgan verrugas.

Para quien lo desconozca, comentar que el piel tiene veintiocho huesos, más de treinta articulaciones y numerosos ligamentos, nervios y vasos sanguíneos.

Teniendo en cuenta que se pasan media vida encerrados dentro de nuestros zapatos, es importante llevar zapatos que respeten la anatomía del pie, y que lo aseguren bien, sobre todo en la zona del talón.

emilian_robert_vicol.jpg

Por eso mismo, es importante que os fijéis a la hora de comprar un zapatos si lleva costuras internas que sobresalgan, ya que podrían causar molestias e, incluso, hacer desagradables heriditas.

Para evitar el sudor, hay que evitar en la medida de lo posible calzar zapatos de plástico. Los presumidos que utilicen alzas invisibles han de ser conscientes de que éstas pueden ser las responsables de esas callosidades que están notando en la zona del talón, sencillamente porque modifican el reparto del peso del cuerpo sobre el pie.

En cuanto notéis problemas (verrugas, uñas encarnadas, etc.) o cualquier tipo de dolor, por pequeño que sea, desde Trendencias Hombre os animamos a visitar al podólogo. La pereza a la hora de consultar a los especialistas puede acarrear complicaciones no deseadas. Lo ideal sería visitar al podólogo, como mínimo, una vez al año – sobre todo si se hace mucho deporte.

pies_cederroth-1.jpg

El secreto de unos pies bonitos reside en dos tratamientos indispensables que hay que renovar de forma regular. A saber: la exfoliación y la hidratación. La exfoliación, como ya os hemos explicado otras veces, hay que hacerla con los pies húmedos, insistiendo en las callosidades. Luego, después de enjuagarlos y secarlos bien, no tenéis nunca que olvidaros de aplicaros una buena crema hidratante.

Una recomendación: si notáis que os duelen, lo mejor es aplicaros vosotros mismos un masajito relajante.

En Trendencias Hombre | El podólogo, ese amigo

Fotos | @RaulSanto, @Cederroth, @EmilianRVicol

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio