Compartir
Publicidad

La piel también 'se ahoga' por falta de oxígeno

La piel también 'se ahoga' por falta de oxígeno
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se si te ha faltado alguna vez el oxígeno pero la sensación de ahogo es de las peores que puedes experimentar, como cuando buceas a pulmón libre y te falta el aire por no calcular bien la distancia. La piel también experimenta algo similar cuando le falta oxigenación.

Evidentemente no hablamos de un nivel de falta de oxígeno como para que se nos colapse ni mucho menos, era un ejemplo que sin el carburante necesario los órganos vivos no funcionan como debieran. Con la piel, idem.

Una de las tres causas principales es la contaminación y, por más que protestemos a los políticos contra eso, seguirá ahí: ya no se ponen de acuerdo ni los grandes bloques mundiales por una buena causa, menos motivados estarán si es por la piel limpia de sus ciudadanos.

La polución de las ciudades asfixia la piel pero, tranquilos urbanos y cosmopolitas, existe toda una cosmética anti-polución y destoxificante a vuestro alcance. Son cosméticos anti-polución que actuan a modo de barrera específica contra la contaminación e incluye protección contra rayos UVA y UVB.

Encuentra tu jabón ideal

La causa generalizada es una limpieza insuficiente de la piel. Vaya, lo contrario a los mensencios que acudieron a pedir consejo porque usaban el exfoliante cada día. Ya veis: todos los extremos son malos, incluso en cosmética se cumple esa afirmación.

Decir que en el siglo XXI hay gente que no se lava la cara cada día, es un poco fuerte aunque seguro que más de uno. Pero la lista de los que usan el agua fresca, clorada y gratis del grifo sin ese famoso producto que limpia de verdad, el jabón, sí que sigue siendo tan larga como absurda.

Si la piel no se limpia bien, la capa externa se van estancando, apelotonando, engrasando, espesando, mareando y no se oxigena bien. La epidermis es la que está en contacto con el aire que respiramos: si no pasa bien el oxígeno, nos va quedando ese colorcillo apagado, de tono indescriptible (¿amarillento? ¿cachumbo?), como cuando estamos enfermos y nos desaparece ese color rosado natural de una piel sana.

Nada, que no cunda el pánico. La solución no puede ser más sencilla: una correcta limpieza. Limpiador facial diario y exfoliante semanal. Hace verdaderos milagros en pieles de personas que nunca se han cuidado y empiezan. Todas las marcas de cosmética dicen y repiten que el primer paso de belleza cutánea es la limpieza: por algo insisten.

¡Deja ya de fumar!

Un compañero tenía unos cercos oscuros bajo los ojos y un tono de piel alucinógeno. También porque fumaba un montón, cosa que se incluye como polución (otro buen argumento para dejar de fumar de una vez). Empezó a utilizar un limpiador y a tomarse el tiempo de hacer espuma, frotar bien en todos los rincones de la cara. En menos de un mes, parecía que hubiera vuelto de vacaciones de la piel sana que lucía.

Otra forma de oxigenar tu piel eficientemente es haciendo ejercicio. No, si ya dicen en todas partes que una vida sana es positiva pero acabamos dejándolo al final de la lista interminable de actividades cotidianas. Pero si no practicas algún deporte, tu piel también lo nota. ¡Bicicleta y limpiezas de cutis!

Fotos | Fotolia
En Mensencia | El agua no limpia tu piel: necesitas un jabón , Señores, los pasos de una limpieza de cutis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos