Compartir
Publicidad

Crema protectora, contorno de ojos, hidratante con color, serum ... vamos a poner un poco de orden de aplicación

Crema protectora, contorno de ojos, hidratante con color, serum ... vamos a poner un poco de orden de aplicación
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una crema, otro fluído, el contorno de ojos, el serum … ¡La rutina cosmética del hombre empieza por fin a complicarse! Y a mi me encanta saberlo porque si tenéis esas dudas significa que estáis ya muy metidos en cuidados de belleza masculinos. ¡Porque vosotros también lo valéis! Aquí van algunos consejos sobre el orden de aplicación a seguir.

Porque ese orden es importante. No puedes poner primero la hidratante, luego encima el suero y ahora el protector solar. La razón de ello es el poder de penetración en la piel del cosmético (hasta ahora había evitado la palabrita pero el término profesional es ese). El serum tiene más que el protector solar, y la hidratante reguladora de sebo más que el protector solar, por ejemplo.

Aunque no utilices todo el batallón de tratamientos cosméticos, te vendrá bien saber qué va primero y siguiente. Una vez la piel del rostro bien limpia, siempre tiene preferencia el serum, sea cual sea su especialidad. Se absorbe rápidamente y la piel está lista para el tratamiento de día y el contorno de ojos.

El contorno de ojos ya es la hidratante de esa zona del rostro: es hidratante y más, todo formulado para esa piel en concreto pobre en glándulas sebáceas. O sea que, cuando utilices un contorno de ojos, no hace falta añadir la hidratante o el protector solar encima: la piel ya tiene su dosis.

1234

Aunque cuando apliques el tratamiento como paso número 3, sea la crema de día o la de noche, no está de más llegar hasta la zona de las patas de gallo. Los párpados ya están servidos, muchas gracias. Eso incluye fluídos hidratantes o matificantes, cremas antiarrugas o reafirmantes, etc. La crema, vamos.

Si utilizas protector solar como crema de día, más de lo mismo. A menos que tengas la piel seca y lo necesites, suprime la hidratante por el protector solar: ambos no hacen falta. Casi mejor utilizar un serum hidratante o antiarrugas (segun las necesidades de tu piel) y el protector: suprimes la crema o la utilizas de noche.

Y encima de todo, el último paso, puedes ya aplicar perfectamente la base de color o polvos matificantes. No creas que vas a notar las distintas capas de lo que has aplicado: si lo haces así, no notarás mas que una piel confortable y mate. La piel lo absorberá todo porque le has dado el orden de aplicación correcto si las texturas utilizadas son las recomendables para tí.

Foto | James Cridland
En Mensencia | Un joven de veinte años con arrugas de expresión ¿qué rutina cosmética seguir?, Cuidados cosméticos y de belleza ideales para camareros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos