Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para tu maquillaje de carnaval

Consejos para tu maquillaje de carnaval
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se si celebrais el carnaval pero en mi zona es un desmadre total. Y lo del maquillaje se deja para última hora con sus consecuentes desastres. No os voy a hablar de diseños de indio ni de hombre-geisha sino de cómo aplicaros el maquillaje y quitároslo luego.

Para empezar, ¿de dónde lo habeis sacado? por favor, decidme que no lo habéis comprado en el todo-a-euro porque os vais a fastidiar la piel. Y los que la tengais sensible, sois candidatos a una generosa reacción alérgica.

Si os gastais una pasta en el disfraz y todos los complementos (sumad, sumad el ticket), no os vendrá de algún euro más entre todos para comprar un maquillaje de carnaval de alguna marca decente.

Una vez escogido, el día de la fiesta lavaros bien la piel y no olvideis la hidratante, sea cual sea. Lo digo por los que aun no la utilizan a diario: ese día todo vale, si te vas a poner nivea o una leche corporal en la cara, haré la vista gorda.

Carnaval en Cadiz

No sólo porque el maquillaje se extenderá mejor sino para que lo puedas retirar mejor, pensando especialmente en los que useis un fondo muy moreno o negro o verde o Dios sabe qué color que vaya con la temática de vuestro disfraz.

En mi pueblo, les chifla disfrazarse de mujer: novias, enfermeras, ir-a-la-compra, camareras sexy. ¡Se lo pasan en grande! Bien, esos disfraces necesitan un lápiz de ojos negro o delineador y máscara de pestañas.

Ojo con el delineador comunitario: es un instrumento perfecto para iros pasando una conjuntivitis si alguno la tiene. Cierto que pasa poco pero pasa. El truco es volver a hacer punta al lápiz antes de pasarlo al siguiente compañero: quedará limpio de nuevo.

Lo mismo con la barra de labios (seguro que es de un fucsia o rojo intenso, que por algo es carnaval): no queráis salir con un herpes por culpa de no haber limpiado la barra antes de usarla. Frotándola ligeramente en un kleenex es suficiente.

Por lo demás, no hay problema. Hasta que se acabe la juerga, hayáis triunfado con vuestro disfraz y lleguéis a casa en el estado que sea: no os vamos a juzgar. Pero por muy cansados o destrozados que lleguéis al cuarto de baño, no vayais a dormir con todo eso en la cara. ¡Hay que quitarlo!. Porque con el calorcillo de la habitación y del sueño, no veas cómo se va a pegar a la piel.

maquillaje profesional

Para que luego no sea peor, mejor limpiaros bien. Evidentemente, el gel limpiador sirve. Pero los que hayais utilizado maquillaje en barra o algo similar, ese capa grasienta casi es mejor quitarla con un algodón y la leche limpiadora o nivea o algo igualmente graso: arrastra mucho mejor.

Mucho cuidado con los ojos: con el gel limpiador es algo difícil. Como último remedio eficaz, un poco de crema lo quitará mejor que el agua y el jabón. Una tercera posibilidad es utilizar el desmaquillante para ojos de vuestra novia-hermana-madre por un día: no se van a enterar.

Y si todavía os aguantais despiertos un par de segundos más, aplicaros la hidratante para ir a dormir: esa noche vuestra piel se ha ganado una ración extra. Ala, ya podeis ir roncar: misión cumplida. Felices sueños.

Fotos | absolutcadiz.com, gamarra-cesar.gov.co, img104
En Mensencia | Ojos masculinos misteriosos con un eye-liner negro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos