Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo cuidar las manos cuando entrenamos con peso
Piel y manos

Cómo cuidar las manos cuando entrenamos con peso

Publicidad
Publicidad

El entrenamiento con pesas o con cargas elevadas es muy usado por todos nosotros para ganar masa muscular, tonificar diferentes partes del cuerpo o coger fuerza, sin embargo, éste puede conllevar algunos daños poco estéticos en nuestras manos, por ello, dejamos algunos trucos para cuidar las manos cuando entrenamos con peso.

Los problemas más frecuentes

Las manos son muchas veces, nuestra carta de presentación, por ello, su cuidado cuando entrenamos con peso es de gran importancia, pues el agarre de cargas elevadas o la sujeción a superficies duras puede originar algunos problemas frecuentes.

Entre las consecuencias más habituales que pueden presentarse en nuestras manos se encuentran las rozaduras, durezas, callosidades y pellejitos, que son producto del contacto frecuente con superficies de agarre, como barras, mancuernas y demás y dan una textura áspera a la piel de las manos.

Éste tipo de problemas que pueden originarse en nuestras manos cuando entrenamos con peso no sólo son antiestéticos, sino que además, pueden originar molestias y hasta dolor cuando volvemos a tomar una barra muy cargada o una mancuerna pesada.

Por eso, para evitar los posibles daños en nuestras manos, a continuación os dejamos algunos trucos.

Manos2

Cuida tus manos cuando entrenes con peso

Si la mayor parte de las mancuernas, máquinas o barras que utilizas poseen una superficie de agarre acolchonada o un parte flexible de donde las puedes sujetar, las posibilidades de que presentes callosidades, rozaduras o durezas son mínimas, por lo tanto, en este caso estarías salvado.

Sin embargo, si los materiales con que trabajas son duros y tu estás habituado a agarrar directamente los mismos, lo aconsejable es el uso de guantes, que protejan la base de los dedos y las palmas de las manos y de esta forma, impidan que la piel de estas zonas rocen con el material y generen los problemas antes dichos.

Por supuesto, los guantes deben ser flexibles y transpirables, de lo contrario acumularán humedad y pueden exponernos a hongos mal olientes e irritaciones en la piel, incluso, hasta ampollas y rozaduras si el guante no es de la talla adecuada o no se amolda a nuestra mano correctamente.

Otra alternativa es utilizar vendas elásticas que cubran nuestras manos y hasta las muñecas, para cumplir con la misma función que los guantes.

Manos3

Algo muy importante es que lavemos bien nuestras manos con agua y jabón al culminar el entrenamiento con peso, para eliminar la humedad y todos los gérmenes que potencialmente hayamos tocado con nuestras manos, y secarlas muy bien posteriormente.

Finalmente, es importante aplicar cremas hidratantes de forma habitual y una o dos veces por semana puede ser muy útil y reconfortante realizar un "peeling" casero, es decir, remojar las manos hasta que la piel se torne blanda y después, eliminar las células muertas con ayuda de una piedra pómez u otro material raspante. Secamos bien y aplicamos crema hidratante para culminar este fácil y rápido tratamiento estético.

Recuerda que tus manos participan en casi todos los ejercicios que realizas con peso, por ello, pueden resultar afectadas y dañadas si no las cuidas especialmente.

Con sólo dedicar unos minutos a su cuidado, podrás tener manos sanas y agradables a la vista y al tacto, aunque entrenes con mucho peso para ganar músculo, peso o fuerza corporal.

Aunque muy pocos lo hacemos y sólo concentramos nuestra atención en otras partes del cuerpo, debemos cuidar las manos si entrenamos con peso. Vosotros ¿hacéis algo para el cuidado de las manos?

En Trendencias Hombre | El cuidado de las manos
En Trendencias Hombre | Consejos para lograr unas manos perfectas para seducir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos