Compartir
Publicidad
Publicidad

Autobronceadores, un sol en bote

Autobronceadores, un sol en bote
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

Aunque muchos ya lo sabréis, el sol y el bronceado han dejado de ser únicamente para el verano, como las bicicletas. Un buen color de cara es sinónimo de vitalidad y salud pero se acaba el verano y todos tenemos una palidez que ya la querría para sí Casper. Hoy os quería hablar de un aliado, que os hará sentiros mejor: el autobronceador.

En el mercado podéis encontrar muchísimos tipos de autobronceadores, en diferentes formatos como geles, cremas, sprays que no necesitáis tocar el producto e incluso toallitas. Yo soy un auténtico seguidor de estas últimas, me parecen cómodas, rápidas y apenas dejan marcas. Aunque supuestamente son para la cara, las podeis usar en todo el cuerpo aunque os cueste un poco más de tiempo (y quizás de dinero).

Aplicarse el autobronceador tiene sus trucos y requiere un poco de práctica para no acabar como una cebra. Yo os recomiendo que un par de días antes os exfoliéis la piel y la hidratéis bien para prepararla y que el color quede uniforme. Recordad que el objetivo es que quede un color natural y con un efecto creíble. Cuando lo compréis buscad uno acorde con vuestro tono de piel, normalmente tienen varios tonos para que escojáis el que más se asemeje al vuestro.

Si la aplicación del autobronceador ha sido un desastre y os habéis quedado a trozos, respirad profundamente y pensad que es temporal. Lo mejor es que os lo apliquéis un viernes, ya que si no queda perfecto tenéis el fin de semana para que el efecto disminuya. Por otro lado, si tenéis manchas en las manos os recomiendo que os apliquéis un exfoliante durante unos días y desaparecerá totalmente.

Si te da miedo utilizar este tipo de productos, hay una alternativa que es maquillaje con efecto bronceado. Lo aplicas con cuidado y lo extiendes generosamente y en cinco minutos estás moreno. Por ejemplo, el de MAC es ideal . Prueba una pequeña cantidad y luego solo tienes que aplicarlo- Cuidado si sudas o al aplicarte el perfume, porque se corre y quedan unas marcas blancas horribles.

Otra opción, aunque a mí personalmente no me gusta son las sesiones de rayos UVA. Seguro que puedes encontrar centros con ofertas muy atractivas, pero recuerda que aunque sea sol artificial debes tomar precauciones y protegerte siempre los ojos. Recuerda que hay dermatólogos que los desaconsejan porque agotan los sistemas de autodefensa, salen arrugas o manchas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos