Compartir
Publicidad
Publicidad

Dior Homme Intense, examinamos el lado más intenso de Dior

Dior Homme Intense, examinamos el lado más intenso de Dior
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que recordáis la review que hicimos hace ya unas semanas sobre la fragancia más fresca y Sport de Dior, dentro de su línea Dior Homme.

Hoy le toca el turno a una de las versiones de su hermana mayor, la versión Dior Homme Intense, una fragancia mucho más intensa y profunda, de las que no dejan indiferente a nadie y que poco o nada tiene que ver con la versión Sport. Pasemos a analizar más en profundidad lo que esconde esta peculiar fragancia.

Dior Homme Intense, presentación y packaging

Lo que más llama la atención a simple vista es que no es una fragancia al uso, se trata de un eau de parfum, mucho más intenso y concentrado que la eau de toilett más característica en las fragancias masculinas, además hay que reseñar también que se trata de una edición limitada aunque ya lleva dos años en el mercado.

El envase recuerda en diseño a los del resto de la gama Dior Homme, ya que son prácticamente calcados, tan sólo cambia el tono del cristal, un tanto más oscuro en la versión Intense, que le dan un toque más enigmático. Este perfume lo encontraremos en dos versiones vaporizador de 50 y 100ml.

Notas de Dior Homme Intense

Aunque hayan querido conservar la esencia del perfume Dior Homme original, estamos ante un eau de parfum bastante dulce y avainillado, si no eres fan de este tipo de perfumes será mejor que le vayas descartando, puesto que en su evolución los tonos dulces siguen predominando con gran intensidad.

Sus notas de entrada son el iris y la lavanda que se entremezclan con unos ligeros toques de cuero. La primera impresión es que estamos ante un perfume ligeramente floral que recuerda ligeramente a la versión Dior Homme original, pero nada más lejos de la realidad.

Sus notas medias aparecen con gran rapidez y enseguida la vainilla empieza a acaparar protagonismo, ganando en intensidad a medida que pasa el tiempo, quedando como nota principal transcurridas unas horas.

El toque final es ligeramente amaderado gracias al cedro de Virginia, uno de los elementos más característicos en los perfumes amaderados que le da cierta suavidad y ayudará a asentar al perfume.

Durabilidad e impresiones

Su durabilidad está fuera de toda duda, pasadas 24 horas el aroma sigue demostrando su fuerza, predominando el olor ligeramente avainillado, es sin duda uno de los puntos fuertes de este perfume, aunque personalmente creo que la vainilla cobra quizás demasiado protagonismo pasadas muchas horas.

Para ser sinceros, no soy un gran fan de los perfumes excesivamente intensos y dulces, me suelen resultar un tanto cargantes, por norma general, pero siempre hay excepciones y la verdad que este perfume me gusta, pero siempre para ocasiones muy puntuales.

Y es que está claro que es un perfume a usar sólo para citas especiales, o una noche en particular, y mucho ojo, no es un perfume del que haya que abusar a la hora de aplicarlo, recordad que es un eau de parfum, mucho más concentrado que una fragancia normal, si os pasáis con la aplicación probablemente os acabaréis cansando del perfume.

En resumen, y tras valorar todo lo expuesto con anterioridad, tal como hemos hecho con el resto de perfumes le ortogamos una puntuación final de 7,8. Principalmente por su excelente durabilidad, fuera de toda duda y por la más que aceptable evolución del perfume. El punto débil quizás sea su precio, sobre los 90 euros el de 100ml y 63 euros el de 50ml.

En Mensencia | Dior Homme Sport a examen, 1Million de Paco Rabanne pasa por el olfato Mensencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos