Publicidad

Clásicos eternos: la primera Colonia de Acqua di Parma

Clásicos eternos: la primera Colonia de Acqua di Parma
Sin comentarios

Publicidad

En un pequeño laboratorio en el corazón de la ciudad de Parma, tan amada por Stendhal, hábiles maestros perfumistas dieron vida hace casi cien años a una fragancia diferente que sorprendía por su pureza natural y frescura. Había nacido la primera gran colonia italiana: Acqua di Parma.

Acqua di Parma significó hace cien años una ruptura con los perfumes dominantes de origen alemán, fuertes e intensos. La composición, hasta la fecha, no ha sufrido variaciones. Las esencias de los mejores cítricos de Sicilia y la armoniosa mezcla de lavanda, romero, verbena y rosa búlgara, a las que se añaden las notas cálidas de vetiver, sándalo y pachuli.

En los años cuarenta cautivó a las estrellas de Hollywood que al llegar a Italia, descubren la colonia en las refinadas sastrerías artesanales, lugar histórico de una elegancia masculina impecable, donde la clase se expresaba hasta el último e irrenunciable toque de clase: un soplo de Acqua di Parma vaporizado en el tejido, antes de entregar el traje hecho a medida.

Acqua Di Parma Colonia

Siempre en su frasco de líneas art déco, refinado tapón negro de baquelita y escudo regio del ducado de Parma. Lujo sin ostentación. Se vende (122 euros / 180 mililitros) en las mejores perfumerías de tu ciudad.

En Trendencias Hombre | El ritual del afeitado tiene nombre italiano. Así es la nueva línea Barbiere de Acqua di Parma

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios