Trucos para sobrellevar tu dieta

Trucos para sobrellevar tu dieta
2 comentarios

Es el tema de moda. Las dietas. Ahora que el sol ha empezado a asomar, comenzamos a preocuparnos más por nuestro aspecto: no queremos que llegue el verano y tener que lucir tipazo cervecero en la playa.

Sin embargo, emprender una dieta es algo que requiere de una gran concentración y fuerza de voluntad por nuestra parte. Asumámoslo, la mayor parte de las veces vamos a acabar pasando hambre, o al menos hambre de las cosas que más nos gustan y nos pierden. ¿Quién no ha creído haberse ganado un big mac después de una semana de abstinencia? Sí, a mí también me ha pasado. Y también he cedido.

Una dieta no es solo una lista de alimentos que podemos o que no podemos comer escritos en un papel. Una dieta es un proceso de cambio al cual nos sometemos voluntariamente por alguna razón. Ya sea pura estética o salud, lo cierto es que no suele ser una experiencia placentera. Por mucho que luego nos gusten los resultados, estar a dieta es complicado.

comida skaaven
Lo primero que debes pararte a analizar antes de lanzarte a hacer régimen es tu relación con la comida. ¿Cuándo comes? ¿Por qué comes? ¿Por qué comes de más? Puede que sólo seas un inocente tragón que cuando se sienta a la mesa se come hasta los tenedores, o puede que recurras a la comida por motivos equivocados.

Comer es un acto social. Cuando celebramos algo, lo hacemos comiendo. Con un banquete además, ahí queda eso. Es una actividad placentera y a veces, cuando estamoos mal, buscamos recrear el momento que nos hizo sentir bien a través de la comida. Relacionamos la comida con el sentimiento, ignorando que no fue sólo el abrir la boca y zampar lo que nos hizo felices sino el contexto.

Otras veces la comida se convierte en premio. Te has ganado el derecho a comerte ese bocata de chorizo pringoso que tanto te gusta. Es tuyo, tu premio. También es un error. ¿Qué queda después de nuestro trofeo? Nunca queda nada, si acaso encima nos queda cierto sentimiento de culpa.

También puede ser un remedio casero para calmar la ansiedad, o la soledad, o simplemente el aburrimiento. Pero saber qué nos pasa que somos tan tragones nos facilitará mucho nuestra tarea. Así podremos evitar las situaciones que nos invitan a comer, o reconocer los sintómas mientras descolgamos el teléfono de la pizzería.

comer strocchi

Diferenciar entre adicción y afición es un paso que puede resultar más complicado de lo que parece a simple vista porque suele venir con ciertos demonios personales en el bolsillo. Sin embargo, cuando estamos metidos en faena resulta mucho más útil.

Después lo mejor será introducir los cambios poco a poco, y no lanzarnos a una dieta estricta y brutal. Habrá quien sea capaz, no lo dudo, pero la mayoría de los mortales acabaremos abalanzándonos sobre la primera cosa dulce que veamos cuando ya no podamos con nuestro cuerpo. Los pequeños cambios en nuestros hábitos serán la clave para un éxito a largo plazo.

Por lo general, un hecho cotidiano se convierte en hábito después de treinta días repitiendo la conducta. El cerebro llega a olvidar que se trata de una obligación autoimpuesta y lo acepta como una pauta rutinaria que reproducir.

El primer mes es siempre el más difícil, sobre todo porque los plazos parecen largos y los resultados parecen pobres. La perseverancia y la confianza en que lo peor va a pasar en cuanto acostumbremos al organismo a los nuevos hábitos nos conducirán al éxito.

Imágenes | Javier Aroche, Strocchi, Skaaven

En Mensencia | Las dietas de Naturhouse: mi experiencia
En Mensencia | Perder algo de barriga es fácil si sabes cómo
En Mensencia | 10 normas para conseguir adelgazar saludablemente

Temas
Comentarios cerrados
Inicio