Compartir
Publicidad
Publicidad
Seis buenas razones para reducir el sodio en tu dieta
Nutrición

Seis buenas razones para reducir el sodio en tu dieta

Publicidad
Publicidad

Sabemos que el sodio es un mineral que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente, pero en la actualidad, su ingesta es excesiva y ésta perjudica la salud así como nuestra estética, por ello, a continuación dejamos seis buenas razones para reducir el sodio en tu dieta.

Menos sodio, más salud cardiovascular

Un exceso de sodio en la dieta puede elevar la presión arterial y provocar hipertensión, una enfermedad cardiovascular silenciosa pero igualmente riesgosa para el organismo.

Además, se ha probado que en personas con sobrepeso, la dieta rica en sodio se asocia a mayor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y a más probabilidades de morir por diferentes causas.

Es decir, para un corazón sano, que te permita rendir más en tu deporte preferido o que te permita vivir más y mejor, lo recomendable es controlar ingesta de sodio en la dieta diaria.

Menos sodio y más calcio

Si quieres preservar la salud de tus dientes y de tus huesos, así como prevenir la osteoporosis a largo plazo, no sólo es importante consumir suficiente cantidad de calcio sino también, prevenir los excesos de sodio.

El sodio ingerido en grandes cantidades incrementa la pérdida de calcio por orina y puede provocar entre otras cosas, una pérdida de masa ósea.

Por ello, tanto para cuidar la salud de tus dientes y de tus huesos como para prevenir problemas cardíacos a futuro, lo ideal es consumir suficiente calcio y potasio, y reducir la cantidad de sodio que hay en nuestra dieta diaria.

Sodio1

Sodio con control y estómago más sano

Aunque hay muchos factores que pueden influir sobre la salud de nuestro estómago y su función digestiva, es importante saber que la elevada ingesta de sodio se ha asociado a mayor riesgo de sufrir gastritis, que no es otra cosa que la inflamación del estómago.

Ésta condición puede acompañarse de dolor abdominal, distensión, acidez y otras molestias digestivas, pero además, se ha vinculado al exceso de sodio con mayor incidencia de cáncer de estómago.

Por lo tanto, para cuidar la salud de tu estómago y del proceso digestivo, lo aconsejable es moderar la ingesta de sodio.

Menos sodio y menor poder adictivo

Cuando hablamos de combinaciones peligrosas de alimentos, mencionamos que la presencia de sal (o sodio) junto a grasas en una preparación o en un producto alimenticio, puede incentivarnos a comer más y más, y reducir el control sobre nuestra ingesta de alimentos.

Es decir, una alta ingesta de sodio puede generarnos conductas adictivas y estimular el consumo sin control alguno, por ello, quizá, resulte tan difícil lograr una reducción generalizada en el consumo de sodio.

El poder adictivo del sodio puede conducirnos no sólo a una mayor ingesta de calorías sino también, a un exceso continuo de este mineral, lo cual sin duda, condiciona nuestra salud.

Sodio3

Sodio bajo control y mejor salud renal

Para cuidar los riñones, también es de gran ayuda tener un consumo controlado de sodio, pues a mayor sodio, más exigencia al funcionamiento renal quien debe intentar mantener un equilibrio entre sodio y agua en nuestro cuerpo.

Por ello, una ingesta de sodio excesiva prolongada en el tiempo, puede dañar nuestros riñones y conducirnos entre otras cosas, a edemas, hipertensión arterial y acumulación de toxinas en nuestro cuerpo.

Sodio con moderación para lucir bien por fuera

Aunque muchas veces hemos dicho que un cuerpo sano por dentro se ve bello por fuera, es momento de explicar la relación del sodio con nuestra estética.

La razón principal por la que el sodio puede afectar nuestra estética es porque, en exceso, entorpece la circulación sanguínea, lo cual puede dar origen a edemas, retención de líquidos, problemas vasculares visibles como várices y arañitas e incluso, ojeras o piel seca y opaca.

Además, como hemos dicho anteriormente, si con mucho sodio perdemos calcio, también tenemos riesgo de que nuestros dientes se vean afectados y nuestra sonrisa resulte dañada.

Entonces, para cuidar nuestra salud por dentro y lucir bien por fuera, es importante controlar la ingesta de sodio, comenzando sobre todo, por eliminar los alimentos procesados de nuestra dieta e incrementar la presencia de alimentos frescos y naturales en la mesa diaria.

Bibliografía consultada | JAMA. 1999;282(21):2027-2034. doi:10.1001/jama.282.21.2027.; BMJ 2013;346:f1326; Journal of the American College of Nutrition, Volume 25, Supplement 3, 2006; Exp Biol Med (Maywood) January 1964 vol. 115 no. 1 29-32; Cancer Res October 1, 1999 59; 4823; World J Gastroenterol. 2009 May 14; 15(18): 2204–2213.; Medical Hypotheses,Volume 67, Issue 5, Pages 1233–1234, 2006; y Hypertension. 1991; 17: I91
En Trendencias Hombre | Para verte y sentirte mejor, controla el consumo de sal
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos