Compartir
Publicidad
Publicidad
No todas las harinas son malas para perder peso: aprende a elegirlas correctamente
Nutrición

No todas las harinas son malas para perder peso: aprende a elegirlas correctamente

Publicidad
Publicidad

Los alimentos ricos en hidratos de carbono tales como los cereales o las harinas, suelen ser los grandes enemigos de las dietas para adelgazar, sin embargo, no todas las harinas son malas para perder peso, sino que es cuestión de aprender a elegirlas correctamente.

No todas las harinas son iguales

Hoy en día encontramos en el mercado variedad de harinas y productos derivados de las mismas cuya única característica en común es que son fuentes de hidratos de carbono. Sin embargo, poseen muchas diferencias entre sí, por eso, debemos identificar cada alimento y saber que no todas las harinas son iguales.

En primer lugar, como seguramente ya sabes, hay una gran diferencia entre harinas refinadas e integrales, pues en éstas últimas se conserva el grano entero, por lo que, siempre hay más fibra, más minerales, vitaminas y antioxidantes que en las primeras y sus derivados.

Por otro lado, es importante saber que los productos derivados de harinas pueden ser muy distintos entre sí dependiendo del grado de industrialización, del proceso aplicado a las mismas o bien, de su procedencia.

Así, podemos encontrar harinas más ricas en proteínas que en otras, con presencia de grasas, con más o menos fibra y con mayor o menor proporción de nutrientes buenos para la salud. Por eso, al momento de escogerlas para nuestro plan para perder peso, es importante conocer bien cada alimento en particular.

Harinas3

Las mejores harinas y sus derivados si buscas perder peso

Por su contenido nutricional y sobre todo, por su alto aporte de fibra, los cereales en general y las harinas integrales son las mejores opciones cuando buscamos perder peso. Pues se ha asociado su consumo a un menor peso corporal y a menor grasa abdominal si se ingieren un promedio de tres raciones diarias.

Además, la mayor ingesta de fibra o de almidón resistente a la digestión incrementa la saciedad y reduce los niveles de hambre, por lo que puede ayudarnos a perder peso tal como se concluye en algunos estudios.

Como si fuera poco, la presencia de almidón que no se digiere en su totalidad en harinas integrales y derivados se ha vinculado a mayor quema de grasas en el período posterior a su ingesta, por lo que no sólo podría ayudarnos a perder peso sino también, a quitarnos grasas de encima.

Por último, la ingesta de granos enteros o harinas derivadas de los mismos, no sólo ayuda a prevenir enfermedades tales como problemas cardiovasculares o diabetes, sino que además, se ha asociado a mayor pérdida de peso y mejor ingesta de nutrientes para el organismo.

Entonces, si queremos perder peso cuidando la salud, reduciendo el nivel de hambre, favoreciendo la quema de grasas y sin permitir que falten nutrientes buenos en nuestro organismo, las mejores harinas para perder peso son aquellas integrales, derivadas del grano entero.

Harina2

Teniendo en cuenta todo ello, algunas harinas y sus derivados que podemos emplear en nuestra dieta para perder peso, sin olvidar nunca la moderación en su consumo son:

  • Harina de trigo integral: tiene el doble de fibra que la harina de trigo blanca o refinada y posee un 30% más de proteínas que contribuyen a saciar nuestro apetito. Derivados de ella también son de utilidad, tales como pan, pastas, galletas y semejantes.
  • Harina de soja: aunque es fuente de grasas, las mismas son insaturadas, pero lo mejor, tiene una elevada proporción de proteínas (3 veces más que la harina de trigo) y es fuente de una gran cantidad de fibra. Con ella también podemos elaborar panificados, pasteles u otros y también, podemos conseguir productos derivados de la misma.
  • Harina de maíz: se consigue como tal, sin refinar y posee una elevada proporción de fibra así como de almidón resistente, absorbe mucha agua por lo que podemos utilizar muy poca cantidad y conseguir un plato voluminoso sin muchas calorías. Además, también sirve para elaborar todo tipo de platos y no posee gluten, por lo que resulta apta para celíacos.
  • Harina de quinoa: al igual que lo que sucede con la soja, la harina de quinoa resulta una buena fuente de grasas sanas y concentra mucha proteína y fibra, por lo que, resulta ideal para elaborar sabrosos platos que además, se pueden incluir sin problemas en tu plan para perder peso.

Además de estas harinas y sus derivados, también puedes sumar a tu dieta para adelgazar quinoa, avena, harina de linaza, harina de almendras y garbanzos u otros productos a base de ellas.

No debemos olvidar que en exceso todo resulta perjudicial, por lo tanto, os aconsejamos consumir estos alimentos siempre con moderación y en el marco de un estilo de vida sano.

Ya veis que no todas las harinas son malas para perder peso, sólo es cuestión de elegirlas correctamente y podrás disfrutar de sanos y sabrosos platos como parte de tu plan de adelgazamiento.

Bibliografía consultada | Public Health Nutrition / Volume 11 / Issue 06 / June 2008, pp 554-563Copyright © The Authors 2007; Gut doi:10.1136/gutjnl-2014-307913; Nutr Metab (Lond). 2004; doi: 10.1186/1743-7075-1-8; J. Nutr. July 1, 2012, vol. 142 no. 7 1304-1313 y Journal of de Academy of Nutrition and Dietetics, September 2006Volume 106, Issue 9, Pages 1380–1388.
En Trendencias Hombre | Los mejores hidratos para perder peso con salud
Imagen | Thinkstock y Tinpalace

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos